Anuncios
Anuncios

Puede que los Oscar no sean la ceremonia de premios más valorada por “la gente que sabe”, pero es indudable que es la más famosa y la que más influye en las taquillas de las nominadas.

Desde su primera ceremonia, celebrada en 1929, se han realizado 89 ediciones. Durante casi 90 años ha habido un montón de oportunidades para hacer que los amantes del séptimo arte se arranquen los pelos, den puñetazos al televisor y vomiten su indignación en Twitter (bueno, esto es algo muy reciente).

Con el recuerdo de los recientes Globos de Oro [VIDEO] y la vista puesta en la 90º edición de los Oscar, que se entregaran en marzo, repasaré en este artículo siete ocasiones en que los académicos no fueron muy justos.

Anuncios

Casi ninguna de las películas mostradas en este artículo se pueden considerar una mala película, pero sí que se llevaron un premio que les quedaba demasiado grande, o se lo arrebataron a otra película que se lo merecía más.

Argo ( 85º edición, 2013)

Este año fueron nominadas al Oscar a mejor película Django desencadenado de Quentin Tarantino, Amour de Michael Haneke, Zero dark thirty de Kathryn Bigelow y Los Miserables, de no se quién. Todas ellas muy superiores a Argo. Sin embargo este premio se lo llevo la película del respetado director y repudiado actor Ben Affleck, un drama con toques de thriller tan correcto como olvidable.

Entiendo que no se lo den a Tarantino, por que la academia le odia (es la única explicación posible al vacío que se le ha hecho todos estos años). Ni a Amour porque, ¿Qué hace una película europea nominada a los premios oscar? ¿No tienen su propia categoría?.

Anuncios

La de Kathryn Bigelow era un drama con toques de thriller con temática cercana a la de Argo, era la clara ganadora, pero su anterior película ya se había hinchado a premios en una edición anterior. Supongo que lo mismo le pasó a Los Miserables. Se podría decir que Argo ganó por suerte.

12 Años de Esclavitud (86º edición, 2014)

Nos adelantamos una edición para hablar de la que se celebró en uno de los mejores años para el #Cine americano de los últimos tiempos. Este drama sobre la esclavitud le quito el Oscar a El lobo de Wall Street de Scorsese ( a este también le odian) y a Her, la pequeña joya de la ciencia ficción de Spike Jonze. Inside Llewyn Davis, de los Coen, no estaba ni nominada. Y mejor no hablemos de dos obras maestras como La vida de Adele y La gran belleza, que tampoco fueron nominadas, a pesar de que el cine europeo no está vetado en esta categoría. Esta edición continuó con la tónica de los últimos años de nombrar ganadora a la película más olvidable.

El discurso del rey (83º edición, 2011)

Un drama británico de factura británica con dos excelentes actores británicos contando una historia que solo le puede interesar a un británico (y ni eso).

Anuncios

Probablemente una de las ganadoras más sosas y olvidables de la historia. Es verdad que fue un año muy flojo, pero también estaban nominadas La red Social y Cisne negro [VIDEO], dos películas muy influyentes que hoy en día son vistas como iconos de la cultura popular. Imagino que este premio responde a una especie de estrategia de desempate.

Forrest Gump (67º edición, 1995)

Vale. Con esta película puede que no estéis de acuerdo. Todo el mundo ama el drama de Robert Zemeckis sobre un chaval algo corto pero de buen corazón que acaba subiendo como la espuma en la escala social. Pero, ¿y si os dijera qué entre las nominadas ese año estaban Pulp Fiction y Cadena Perpetua?, a lo mejor un poco si que cambiabais de opinión.

Shakespeare in love (71º edición, 1999)

Sin duda es una película bonita, con muy buenas interpretaciones y una buena ambientación… y ya. La verdad es que no entiendo en que estaban pensando los académicos cuando decidieron darle el Oscar a esta película, teniendo en cuenta que ese año estaba nominada una de las mejores películas bélicas de la historia (si no la mejor) como es Salvar al soldado Ryan. Es casi una falta de respeto hacia las victimas de la Segunda Guerra Mundial. A lo mejor no querían dárselo porque ya le habían dado el premio a mejor director. En ese caso, ¿por qué no se lo daban a La vida es bella? que sí, TAMBIÉN ESTABA NOMINADA.

Chicago (75º edición, 2003)

Si estáis comiendo o bebiendo algo, más os vale tragarlo antes de continuar leyendo, avisados quedáis. Chicago es un musical bien rodado y con buenas actuaciones, si. Pero sus contendientes eran El Señor de los Anillos: Las dos torres, El Pianista, Gangs of New York y Las Horas. ¿Os habéis recuperado ya? Un mediocre musical contra cuatro obras maestras que han dejado huella en la consciencia colectiva (bueno, quizás Las Horas no, pero es una gran película). Algo huele turbio en esta ceremonia.

Rocky (49º edición, 1976)

Para que veáis que lo de las cagadas en los Oscar no es algo actual. En 1976 Rocky le quitó el Oscar nada menos que a Taxi Driver, si señores. Supongo que en esta época ya odiaban a Scorsese, un director que solo ha ganado un Oscar en su vida, y no precisamente por su mejor película. Imagino que el viaje hacia el estrellato de Rocky Balboa era más digerible para el espectador americano que el descenso a los infiernos de Travis Bickle en Taxi Driver. Pero en fin, el tiempo pone a todos en su lugar y hoy en día Taxi Driver es una de las grandes películas de la historia, mientras que Rocky es, bueno, un icono popular... Pero Taxi Driver es mejor.

¿Estáis de acuerdo con las películas seleccionadas? ¿Se os ocurren más injusticias en los Oscar? Dejadme vuestra opinión en los comentarios, vuestro feedback es muy importante. #Oscars