El día 15 de diciembre sale a la luz el nuevo trabajo de #Asking Alexandria, un nuevo y renovado álbum que pone de manifiesto las carencias de la banda [VIDEO]con el anterior vocalista, Denis Shaforostov, y lo brutal y evolucinado que suena ahora. Aquí os traigo el análisis de este disco titulado como el nombre de la banda.

'Asking Alexandria' ha vuelto a lo grande

No es de extrañar que este álbum haya sido trabajado desde la más absoluta celeridad, todo para que la vuelta de Danny Worsnop al grupo no se hiciera esperar. Esto es coherente porque en marzo de 2016 fue cuando la banda publicó 'The Black'.

Se trata de un trabajo con muchas sorpresas, tanto en el plano evolutivo como en el de recuperar sensaciones.

El esfuerzo que hace Danny en cada canción es innegable, se nota con mucha frecuencia todos sus registros. La voz parece muy mejorada con respecto al último álbum que sacaron con él, y eso es de agradecer porque tendremos Danny para rato.

Con ello, se que hay muchos fans de la banda en los tiempos de Denis, así que no voy a entrar a discutir sobre el tema. Cada uno que siga lo que le gusta, pero es seguro que este nuevo disco merece la pena.

Muchos han sido los que han criticado el álbum por considerlo "comercial". Entramos en la dinámica de siempre. Es cierto que es un disco un poco diferente a lo anterior, como ya dije anteriormente, tiene sorpresas [VIDEO]. Pero ello no implica que se haya concebido como "comercial". La banda está evolucionando, modificando ciertos registros y poder explotar su materia prima.

Esto se puede apreciar muy bien en canciones como 'Into the Fire' o 'Where Did It Go?', donde hay connotaciones de #Rock Alternativo, Post-hardcore e incluso algo, levemente, de Experimental.

Las canciones forman un completo bastante aceptable, donde la energía fluye de manera que tenga sentido. No es simplemente batería, guitarras y gritos sin orden alguno, todo es por y para un todo común.

Hablando de batería, en la canción 'Rise Up', podemos escuchar una batería muy agresiva y el bajo hace un función maravillosa en el fondo musical.

Las guitarras pasan a un segundo plano en el álbum, explicando eso de "segundo plano" como que no son tan protagonistas y dejan espacio a la batería salvaje de James Cassells y la voz de Danny. La vuelta de este vocalista es el pegamento que une todo, el disco está hecho para que Danny se luzca como solo él puede hacerlo.

Dentro de este trabajo encontramos la canción 'Empire', la cual es una colaboración con Bingx. Es la peor canción del disco sin duda alguna.

Es muy Pop en algunos aspectos, quedando la aparición de Danny es segundo plano en su propio disco.

Tenemos también a 'Vultures', una fantástica canción que hará recordar a los fans a 'Moving On'. Con eso queda todo dicho. Es un tema electro-acústico que funciona muy bien en un disco plagado de oportunidades para hacer grandes cosas.

En cuanto a mi canción predilecta, me gustaría recomendar las mil y una escuchas para 'I am One'. Una canción enérgica, que comienza muy fuerte y rápida. La batería es grandiosa, y podemos observar en los primeros 50 segundos de canción la evolución dentro del disco que tiene la voz de Danny. Comienza entonando lentamente acompañado de una leve guitarra, pasando poco a poco a elevar el tono hasta romper definitivamente.

Conclusión

El nuevo disco de Asking Alexandria es un puzzle de estilos y experimentaciones, pero no pierde la esencia de la banda. Puede llegar a ser polémico por la evolución que parece marcar, pero sin duda es un trabajo valiente. #Música