Anuncios
Anuncios

Un equipo de arqueólogos que trabaja en el sitio arqueológico de Heraclea Síntica, cerca de Petrich, en Bulgaria, ha encontrado un magnífico collar de oro, muy bien conservado, que posiblemente data del siglo IV d.C.

Heraclea Síntica fue una ciudad helenística, más tarde romana, que se localizaba en la provincia búlgara de Blagoevgrad, en el antiguo territorio tracio del Río Estrimón, en el emplazamiento de la actual población de Rupite. Fue fundada en el siglo IV a.C. y perduró unos 800 años, ya que finalmente fue destruida por un terremoto. Anteriormente, la ciudad fue el lugar en el que se asentaba la tribu tracia de los sintianos.

Anuncios

El collar de oro hallado se elaboró en uno de los talleres de élite de la antigua Roma, según un informe de los medios de comunicación búlgaros. Los investigadores piensan que el collar se perdió en medio del pánico ocasionado por el violento terremoto que destruyó la ciudad.

El lugar en el que se ha encontrado el collar, en agosto de 2017, ha sido totalmente inesperado, ya que la mayoría de los hallazgos de joyas y de oro están en relación con las necrópolis. Normalmente se localizan en las tumbas de los difuntos de mayor rango social, no en medio de la ciudad.

El profesor Lyudmil Vagalinski, del Museo Arqueológico Nacional de Sofía, que encabeza la excavación desde el año 2007, ha declarado que el buen estado de conservación del collar de oro sugiere que fue confeccionado en el siglo IV d.C. Además, el collar ha sido encontrado en lo que fue una de las tiendas de la plaza central de la antigua ciudad.

Anuncios

Sin embargo, aparte del collar, no hay evidencias que sugieran que se trate de una tienda de orfebrería.

Vagalinski, asimismo, ha indicado que no en ningún momento pensó que se tratara de una joyería: “Si fuera una joyería, encontraríamos otras joyas y tendríamos que tener otras herramientas, pero este contexto solo indica que se trata de un edificio de finales del siglo IV d.C.”

Collares del tipo del encontrado por los arqueólogos, en esta parte de Bulgaria, estuvieron de moda durante mucho tiempo, desde el siglo II hasta el siglo IV d.C. Se realizaron en talleres especializados en su confección. Vagalinski ha indicado que este tipo de collar fue un producto típico romano conocido como Istmion. Tenía 48 centímetros de largo, incluyendo los broches, y pesaba unos 50 gramos. Y, según ha declarado este investigador, lo que realmente le ha impresionado es que en la ciudad vivió gente adinerada hasta el último momento de su existencia.

Según el informe, es muy posible que la dueña del collar sobreviviera al terremoto, ya que no se han hallado sus restos óseos. Parece que los habitantes de la ciudad pudieron escapar a un lugar seguro.

A lo largo de los siglos, Heraclea Síntica sufrió varios terremotos de gran intensidad, que poco a poco provocaron el declive de la ciudad. Tal declive provocó que las tiendas se fueran convirtiendo en viviendas, hasta que la ciudad decayó totalmente. #Arqueología #Historia antigua