Tras el brutal desastre ocurrido en el Manchester Arena, el pasado domingo se organizó un concierto benéfico en el estadio Old Tafford de Manchester, cuyos fondos recaudados, que superaron el millón de dólares, se destinaron exclusivamente a las familias de las víctimas del atentado mediante la fundación "We Love Manchester".

Al mismo concierto asistieron artistas como Ariana Grande, Miley Cyrus, Katy Perry o Robbie Williams, entre otros. Las 50.000 entradas que salieron a la venta se vendieron en un tiempo aproximado de veinte minutos, aunque el espectáculo reunió en torno a unas 60.000 personas; además, se realizaron donaciones a través de páginas web en las que el concierto se emitía en directo.

Anuncios
Anuncios

Además de los artistas, un gran protagonista del espectáculo fue el coro Parrs Wood High School choir de Manchester, donde dos de los niños presentes fueron espectadores y se encontraban presentes en lo ocurrido en el Manchester Arena. Ariana Grande consoló especialmente a una de ellas, Natalia Seth, de 12 años, la cual rompió a llorar en el escenario al recordar todo lo sucedido.

El concierto comenzó tras un minuto de silencio destinado a las víctimas y fue el poeta Tony Walsh quien lo inauguró. Sin duda, el momento más emotivo de la noche fue cuando la cantante, Ariana Grande, cantaba el tema "Somewhere over the Rainbow", cuando no pudo contener las lágrimas.

Posteriormente lanzó un mensaje a todos los asistentes, dándoles las gracias por asistir y expresándoles todo su amor. Ariana Grande dejó muestra de su fuerza, concediendo una actuación a un público, el cual, como ella, tenían los corazones rotos.

Anuncios

El horror que Reino Unido vivió durante el atentado en el Manchester Arena no fue el último: la noche del sábado, el país fue, de nuevo, víctima del terror que surgió tras el nuevo ataque realizado por tres hombres, los cuales con una furgoneta arrollaron y se llevaron la vida de siete personas, dejando a su vez heridas a decenas más, junto a la estación del Puente de Londres.

Theresa May, la primera ministra, asegura que tanto éste como los ataques pasados producidos en Manchester y Westminster están unidos por "la ideología del islam extremista", y añadió que "hay demasiada tolerancia al extremismo en nuestro país".

El concierto benéfico fue todo un espectáculo y tocó el corazón de tanto los espectadores como cantantes que participaron en él, que se unieron por una misma causa y con un mismo mensaje: "el amor siempre gana". #ArianaGrande #OneLoveManchester