En #Hollywood cuando encuentran un filón con una película, ya no hay quien los pare con el número de secuelas. Y eso fue lo que ocurrió en 2014 cuando se estrenó la primera entrega de #John Wick, protagonizada por Keanu Reeves interpretando a un asesino a sueldo retirado, que ve cómo la venganza se convierte en la única motivación de su vida.

Grandes dosis de violencia, hay que reconocer que con otras tantas dosis de originalidad, mucha acción y una trama fácil de llevar, fue lo que aupó a la película a un éxito sorprendente que la llevó a cosechar jugosos beneficios. Estamos hablando de que la producción tuvo unos costes de aproximadamente 20 millones de dólares y recaudó más de 80 en todo el mundo.

Anuncios
Anuncios

Suficientemente rentable.

Para Lionsgate, que no contaba con el éxito y sobre todo el seguimiento que tuvo la película en las redes sociales, era un paso obligatorio trabajar en una segunda entrega, que se ha estrenado este mismo año y que también va por el buen camino económico: ya lleva recaudados más de 160 millones de dólares en todo el mundo, nada mal.

Por lo tanto era lógico que de nuevo se repitiera el proceso y se trabajara en una tercera entrega, y si algo están haciendo bien desde la productora es en intentar mantener la esencia y la calidad en estas nuevas historias. Para ello de nuevo volverán a contar con Keanu Reeves como protagonista, una de las claves del éxito, y con Chad Stahelski tras las cámaras, como ocurrió en las dos primeras.

De momento no han trascendido demasiados datos sobre de qué tratará esta tercera entrega.

Anuncios

Sin embargo si saben que algo ha funcionado de momento, no creo que tengan ningún interés en modificarlo. Volveremos a ver más locuras de Wick con muchos tiroteos, efectos especiales y acción por los cuatro costados.

Para los fans de la saga, decir que esta vez no habrá tanta diferencia entre esta nueva entrega y su predecesora, puesto que el éxito de John Wick 2: Pacto de Sangre ha provocado que se aceleren los pasos de lo que ya era un secreto a voces. El propio director de la cinta es el que ha realizado estas declaraciones: "Actualmente estamos en pleno desarrollo del guión. Vamos lo más rápido que podemos... supongo que si no es a finales de este año, comenzaremos a rodar a principios del próximo".

Por lo tanto no habrá que esperar mucho, probablemente para el tercer trimestre del año que viene, cuando podamos disfrutar en las salas de una nueva entrega de este reciente icono del cine. Y que además no se trata de adaptaciones de superhéroes. ¿Será la última que veamos? Puede que no.