Acabo de leer Sapiens, el famoso libro del hasta entonces poco conocido profesor israelí Yuval Noah Harari, publicado en España (2015) por la editorial Debate. Soy un tanto reacio a dejarme atrapar por textos que narran la historia del hombre, ya que casi siempre terminan por ser una predicción apocalíptica de adonde vamos. Es decir, fungen de pitonisas llenas de malos augurios, y no me gusta. Pero el texto de Harari por el contrario es un libro positivo, escrito con rigor y sentido del humor.

Anuncios

Tomando en cuenta que Harari es profesor de historia, doctorado por la Universidad de Oxford, articulista y escritor, (Sapiens no es su primer libro) poco es de extrañar que la obra en cuestión esté bien escrita.

Anuncios

Lo novedoso quizás es la exposición de una visión global de la historia, y de la misma historia del hombre, desposeyendo al #homo sapiens de toda pompa o elección divina (no es el elegido, no), mostrándolo como un eslabón más de la inmensa cadena evolutiva. Eso sí, deja claro que no, no es un eslabón cualquiera.

Alumno aventajado

Homo sapiens ha pasado de ser un bípedo despelucado viviendo en cuevas y corriendo detrás de su alimento a convertirse en un agricultor sedentario. Ha sido un guerrero cuerpo a cuerpo que se transformó en un asesino a distancia. Se ha visto de estar limitado por su entorno a pasar a manejarlo a su antojo. Hoy el hombre está muy lejos del precario cazador erguido que fue, y cada vez se parece más a los dioses todopoderosos que con mucha astucia inventó.

Con esta obra de Harari el lector puede deshacerse de la visión antropocéntrica de la existencia, y vislumbrar una historia de la vida mucho más grande que la mera historia del hombre, lo que nos facilitará estar preparados para un futuro colmado de inimaginables adelantos..

Anuncios

Si bien es cierto que el título completo es Sapiens, De animales a dioses, Una breve historia de la humanidad, el libro de breve no tiene nada. Son cerca de 500 páginas las que hay por leer. Esto no le quita un ápice de valor al libro, pues corre ligero saltando de un dato relevante a una metáfora para luego darnos ejemplos, fotografías o gráficos que cimientan lo expuesto. Hilado con mucho pulso, con la lógica de quien ve y presenta la historia con los ojos bien abiertos, sacudiéndose la miopía de creernos los amos del mundo, Harari nos presenta su enfoque de lo que fuimos y nos alerta sin alarma de lo que seremos.

A pesar de los logros obtenidos, el hombre sigue siendo una especie de chimpancé con un arma cargada entre las manos: poderoso e irresponsable a la vez. Está en nosotros avanzar por el mejor camino. Pero nada de apocalipsis, lo que nos espera es pura y dura evolución. #Yual Noah Harari #el futuro del hombre