Ya sería por el resquemor a nuestra historia reciente por 40 años de dictadura de un militar, ya sería porque la creación artística y cinematográfica parecía un monopolio de la izquierda que cuanto más extrema más difusión lograba, ya fuera porque el #Cine español parecía recluido a plasmar en celuloide novelas decimonónicas o historias sobre la tenebrosa posguerra y la fratricida Guerra Civil, también porque Fuerzas Armadas y Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado estuvieron encerradas en sí mismas sin abrirse a su sociedad mucho tiempo, siendo percibidas socialmente como un factor de involución. O quizá por todos estos factores combinados.

Anuncios
Anuncios

Lo cierto es que el trato que el cine español daba a las FAS y CFSE era de ignorancia, crítica despiadada y abierta hostilidad mostrando en multitud de producciones policías corruptos, guardias civiles brutales y militares retrógrados e incapaces sin encontrar en tales colectivos ni un solo personaje ni situación positiva, solo la crítica destructiva.

Una serie de producciones policiales televisivas empezaron a romper este tópico con el cambio de siglo aportando una imagen positiva tanto de Policía Nacional y Guardia Civil en toda clase de géneros ya fueran el suspense, la acción e incluso la comedia. Ahora, una nueva producción "#Zona Hostil", rompe también ese tópico dando una imagen beneficiosa, digna y positiva de los soldados españoles recreando un episodio bélico ocurrido en Afganistán en verano de 2012.

Anuncios

El tema

El accidente de un helicóptero medicalizado cerca de Bala Murghab y su recuperación mientras que las tropas que lo custodiaban combatían al enemigo durante una noche interminable es el argumento de la película donde los soldados españoles son mostrados como personas y a la vez profesionales de la milicia que se enfrentan al enemigo sin parecerse en nada a ningún “Rambo” y si triunfan es porque tienen mayor habilidad táctica, mejor puntería y se cubren mejor que un adversario menos capaz y peor organizado.

Hay licencias creativas, la película no es un documental ni un reportaje histórico, ni lo pretende, y estas licencias se dan hasta en producciones de Hollywood basadas en la realidad. "Black Hawk derribado es un ejemplo. Pero estas libertades ni afectan al producto ni lo desmerecen y se disfruta de una cinta positiva para las FAS y que termina bien, y eso es todo un logro.

Antecedentes poco halagüeños

Salvo algunas escenas puntuales en filmes sobre la Guerra Civil, el bélico ha sido un género muy ignorado por el cine español actual, siendo las escasas producciones que abordaban el tema militar español totalmente negativas pese a la colaboración que las FAS prestaron en su rodaje.

Anuncios

Así se encontraron despropósitos argumentales como "Guerreros", que mostraba en Kósovo a unas tropas incompetentes en un escenario preocupante y sin credibilidad, historias rayando el masoquismo como "Alas rotas", mostrando a pilotos frustrados por la rivalidad y la enfermedad, o injurias sin sentido como "Invasor", que mostraba a soldados españoles cometiendo unos crímenes de guerra en Irak que jamás sucedieron. E incluso la reciente "1898. Los últimos de Filipinas", aunque magníficamente ambientada mostraba un resentimiento a la nación y una infravaloración de la gesta de Baler que no venía a cuento.

Incluso una producción provechosa para televisión, "Los nuestros", aunque enfocada de forma positiva en imagen de las FAS no terminó de triunfar por una serie de aristas en el guión que impidieron al producto llegar al sobresaliente quedándose rozando el notable pero no más allá. Se prepara ya una secuela que previsiblemente corrija los errores de la primera temporada.

Quizá el estreno de "Zona Hostil" provoque un efecto beneficioso de simbiosis FAS cine español en beneficio de ambas instituciones, desde luego sería lo deseable. #Ejercitos