Hacer reír no es tan fácil como la gente cree teniendo en cuenta los tiempos que corren, donde nuestros miedos e inseguridades se acrecientan no sólo por rumores de quienes tenemos alrededor sino también por las redes sociales, que hoy en día se adueñan de nuestro anonimato para hacerlo público, pero hablamos de las redes sociales por poner solo un ejemplo, hay un sinfín de situaciones de las que los seres humanos nos avergonzamos, algunas tal vez con sentido y otras sin razón, y entonces la frase “¿Quién pidió pollo?” sale de algún colombiano como él, y nos reímos de nosotros mismos.

“¿Quién pidió pollo?”, expresa un escape a aquellas situaciones difíciles o incómodas por las que atravesamos todos los días y que nos hacen sentir inseguros, “la clave esencial es aprender a reírse de uno mismo” afirma Antonio Sanint quien ha estrenado en Madrid su espectáculo de hora y media que podría convertirse en una terapia constante de risas y lágrimas (producto de la carcajada imparable); el cómico colombiano puede moverse por el escenario caracterizando personajes familiares con gestos fácilmente reconocibles, sus expresiones e interactuación con el público son acompañadas sólo con una banca y un pie de micro que en muchas ocasiones se convierten en un váter, una toalla o una pareja de baile... el decorado completo de su #comedia en nuestra imaginación.

Mil doscientas funciones que ha recorrido medio mundo gracias a que es muy difícil caer en la rutina cuando se trata de reír, dicen que si un chiste te lo cuentan mil veces, mil veces te ríes si el comediante es bueno, y la stand-up comedy de Antonio Sanint tiene la añadidura de naturalidad y cero egocentrismo con un toque de idioma universal que es difícil de mantener; sus chistes sobre las drogas en Colombia, el machismo y el feminismo, la igualdad social, el aspecto físico, el uso del baño de la familia política, la pareja, el sexo, los acentos, las razas, o incluso una “significante” gota de saliva, son temas cotidianos con los que el público se identifica porque como él dice “las cosas que le pasan a uno terminan siendo una gran verdad para todos”, y tal vez sólo por eso se merece un teatro más grande.

Antonio Sanint, es un #actor profesional que mezcla sus experiencias como creativo publicitario desde hace más de veinte años, su incursión como comediante stand up, surgió de la idea que tuvo para desterrarse a sí mismo de la televisión y dedicarse por completo a su trabajo como copy en una agencia de publicidad, sin embargo, tuvo un efecto contrario y se dio cuenta que no estaba solo ante sus locuras, miedos e inseguridades, “¿Quién pidió pollo?” lleva desde el 2007 haciendo reír a públicos de diferentes nacionalidades y después de su paso por Madrid, el próximo 20 de Abril, las puertas del Carnegie Hall de New York se abrirán para convertir a este colombiano y su desparpajo escénico, en el primer cómico hispano que pisará este escenario.

¿Quién pidió pollo? En #Teatro Nuevo Alcalá. Madrid. Del 10 al 26 de marzo.