La polémica está servida pues la nueva película española titulada '#El guardián invisible' ha despertado la ira de muchas personas en España, quizás los que lean esta noticia no sepan muy bien de que lo que tratará pero basta con decir que en España tenemos a una serie de individuos norteños que no sienten la bandera del país y se dedican a criticar y desvincularse de España. Por ello, la polémica cobra vida cada dos por tres cuando uno de esos "personajes" abre la boca y dedica ciertas palabras malsonantes al resto de la población española.

Todo comienza cuando en el programa de la #Televisión vasca, 'Eskalduna naiz eta zu', lo cual significa 'Soy vasco, ¿y tú?, de la cadena ETB entrevista a los protagonistas de la susodicha película. La entrevista tuvo lugar el pasado 8 de febrero pero hasta hace pocas no hemos conocido su contenido, un contenido que incita de manera galopante al odio y a la violencia (con mayúsculas). La actriz principal de 'El Guardián Invisible', Miren Gaztañaga y sus compañeros de reparto han dado rienda suelta a sus bufonadas con las siguientes declaraciones: "Los españoles son culturalmente atrasados. Me viene la imagen de un cateto. Me entran ganas de apagar la televisión cuando el himno español suena. A mi hijo no le compraría jamás una camiseta de la selección española".

Estas palabras de clara índole violenta son las que soltó la actriz en la entrevista. Parece ser que no aprendió nada de lo ocurrido con Fernando Trueba, quien tras criticar severamente a España y los españoles intentó (con todo el morro del mundo) recaudar dinero en taquilla a costa de aquellos a los que menospreció.

Otro de los integrantes de la película, Josebe Iturrioz, respondió a la cuestión sobre qué le parecía la bandera española: "Me da asco esa bandera. Es asquerosa". Y ante la cuestión sobre su opinión acerca del himno nacional dijo esto: "No lo soporto. Me dan ganas de vomitar y siento que me da cagalera". También tenemos las palabras del co-protagonista de la película, Joseba Apaolaza: "España se llama así porque el nombre de Mongolia ya estaba cogido."

Ante el alarde de soberbia y estupidez de esos personajes imploro a todos los amantes de España que nadie vea esta película cargada con antipatriotas, que veamos en primera fila el descarrilamiento de esta película. Viva España y los españoles, y si ellos piensan eso pues que se miren el carnet de identidad y que apechuguen. #Cine