Pierre Auguste Renoir (25 de febrero de 1841-3 de diciembre de 1919) fue un pintor que integró el grupo de los impresionistas (Monet, Manet, Pisarro, Cezanne, Sysley) bautizados así por el crítico de #Arte Louis Leroy de un modo despectivo. Ese grupo de pintores que, a mediados del s. XIX, se rebelaron contra la #Pintura académica y oficial y se empeñaron en captar la luz mediante su colorida paleta y sus pinceladas rápidas, captar la impresión del momento esa era su intención e importaba más que el tema representado.

Renoir, fue si cabe el más sensual de todos los impresionistas, no rompió del todo con la tradición pues le interesaban la belleza y la ornamentación, su temática está alejada de la de los otros impresionistas, se centra en todo lo relativo a la alegría de vivirimágenes de trabajadores, niños, flores y desnudos de mujer, mujeres gruesas que le emparentan con la obra de Rubens, un tema que sus compañeros de ideario no tocaron.

El #museo Thysen-Bornemisza de Madrid nos presenta el día 18 de octubre la exposición Renoir: Intimidad, comisariada por Guillermo Solana, director artístico del Museo. Los mecenas de la obra son Japan Tobacco International (JTI). La exposición aborda unas 77 obras de Auguste Renoir en la que se pretende incidir en la sensación táctil que es común que reflejen sus cuadros. Es fácil que el espectador sienta una relación muy cercana con los protagonistas del cuadro que está observando, casi como de caricia, los retratos de mujeres siempre ocupando en un primer plano que acapara todo el protagonismo muestran largas cabelleras por las que de modo juguetón se deslizan los dedos, haciéndonos como espectadores casi compartir la sensación sedosa de su tacto. 

La naturaleza que pinta Renoir siempre es alegre y amable de verdes vivaces y coloridas flores. Obras como Le Moulin de la Galette, Baño en el Sena, retratos como el de La Srta. Charlotte Berthier o escenas domésticas como Coco tomando su sopa, nos esperan en esta exposición.

La muestra se encuentra dividida en cinco apartados bajo los títulos impresionismo, retratos, paisajes, escenas familiares y domesticas, y bañistas. Permanecerá en el Museo Thyssen hasta el 22 de enero, posteriormente podremos verla en el Museo de Bellas Artes de Bilbao del 7 de febrero al 15 de mayo de 2017.