Nacho Vigalondo cerraba la tertulia con una frase “no hablamos de nueva o antigua crítica, hablamos de nueva crítica porque hay nuevos cines”. Quizás no es exacta la afirmación pero sí cercana, porque habría que añadir que hay un nuevo público con mayor información, con una relación mayor con todo tipo de cines y formatos. Las nuevas tecnologías han abierto una puerta enorme a ver y descubrir las imágenes, y también las historias.

Las charlas organizadas por el colectivo Caninomag tuvo como invitados a la crítica cinematográfica Desirée de Fez(Fotogramas), Blanca Martínez (Visual 404), Daniel Partearroyo (Cinemanía) y al director de #Cine Nacho Vigalondo.

Anuncios
Anuncios

La charla, de las más fructíferas e interesantes del Canino, surcó sobre la vereda de los nuevos medios, y con ella, las nuevas formas de contar el cine, señalaba Blanca Martínez. La importancia que tiene elonline para expresar imágenes y por lo tanto trabajar con el elemento esencial de la cinematografía, “porque entonces apoyarnos solo en el texto” aclaraba, “cuando podemos expresar lo que sentimos de un film utilizando todo lo que nos aporta el online”. “Utilizar otros medios distintos”. Visual404, la cabecera online sobre cine y otras derivaciones es un ejemplo explícito de este ejercicio, sensaciones, gaming, vídeos, fotografías, diseño gráfico, sonido… todo en una variopinta web con visiones casi crepusculares de los films.

En otra línea más clásica pero de mismas intenciones, “imágenes que llaman a imágenes” Daniel Partearroyo hizo hincapié sobre varios de los profetas de la buena crítica cinematográfica, como nuevo punto de partida de una nueva crítica.

Anuncios

Serge Daney, revelador del cine como arte del presente y por tanto como transmisor de una serie de contenidos, más allá de lo que con anterioridad, se estaba expresando en una crítica. Poesía, filosofía, ensayo… Serge Daney y el filósofo Gilles Deleauze hilos umbilicales, de una percepción del cine como puerta abierta al pensamiento. Otro de los imprescindibles en este debate, es el legado del padre del avant gard norteamericano Jonas Mekas, que desde sus crónicas cinematográficas en su columna del Village, se preguntaba sobre por qué ver una película. No es importante contar de qué va, o qué actores tiene, si no por qué es importante estar frente a esa pantalla, qué nos puede dar a nuestra percepción del mundo: una visión poética y existencial. Roger Coza o Nicole Brenet, clásicos de la crítica en Cannes… Esta última, apuntalaba Partearroyo, siempre nos pregunta sobre una nueva visión del cine, o un nuevo posicionamiento: “¿es por qué estábamos mirando hacia otro lado?”. Con anterioridad, el crítico de Cinemanía abría con una crítica a la portada de Caimán, demasiado clásica, vieja escuela, y cerraba con una mención a las publicaciones Revista Lumière, Cine Transit, y Contrapicado, como referentes de una línea de hacer crítica con resortes hacia nuevas puertas ensayísticas.

Anuncios

Desirée de Fez, de Fotogramas, hizo hincapié en la idea tecnológica. Hacer hincapié a la dirección de la revista de las capacidades que tiene la web, y dejar de transcribir el formato gráfico al formato digital. “No es lo mismo escribir en papel que escribir en un medio online”.