Marca una oquedad que según la leyenda, era la puerta que utilizaban los dioses para ir y venir de su mundo al nuestro, Aramu Muru fue un rey inca que utilizo un dispositivo circular de oro para abrir dicha puerta.

Está bien investigado que la ciencia está avanzando a pasos agigantados, lo que antes veíamos como tecnología de ciencia ficción, se ha quedado muy atrás, y hoy en día es una total realidad, por ejemplo. Ya existe E.P.R. un experimento para explicar el teletransporte cuántico. Científicos de la universidad Max Planck, han podido teletransportar  pequeños átomos, y eso sienta las bases de que en el futuro podamos conseguir la tecnología del teletransporte.

Anuncios
Anuncios

Con esto quiero decir que hay teorías importantes que se volverán realidad, y estarán ligadas a una tecnología que hoy también nos puede parecer ciencia ficción, por ejemplo una de ellas es los agujeros de gusanos, poder plegar el espacio tiempo para poder viajar a lugares cuyas distancias son imposibles de recorrer hoy en día.

Os voy hablar de uno de los misterios, la puerta dimensional de Hayu Marca, una puerta que dice la gente que sirvió para el teletransporte de los antiguos dioses, este lugar se encuentra entre Bolivia y Perú, a 35 metros del lago Titicaca, que por cierto dicen que en el lago encontraron artefactos sumerios que no debería de estar ahí, ese artefacto fue llamado “la fuente magna”.

La región montañosa que nos estamos refiriendo, está muy cerca de este lago, se llama la región de Hayu Marca, en la que podemos encontrar unos bloques de 7 metros de altura y 7 metros de anchura, en las que en uno de ellos hay una hendidura de 2 metros exactos.

Anuncios

Las leyendas antiguas, comentan que ese hueco servía a los dioses para poder cruzar hacia su mundo, era una puerta dimensional en la que los dioses podían ir a nuestro mundo y volver al suyo. Pero en la leyenda, los lugareños comentan que un dios inca llamado Aramu Muru, que con un dispositivo discoidal de oro que introdujo en una ranura que se encuentra en ese hueco de dos metros, al introducir el dispositivo como una llave de los dioses se abrió al mundo de la inmortalidad, este rey inca fue la última vez que se le vio.

El descubridor de esta puerta, es un hombre que se llama José Luis Delgado Manan, este hombre es un guía de la zona, un guía turístico que vio varias veces la puerta y no le dio importancia, hasta que unas noches empezó a soñar con la puerta, y de la puerta podía ver como salía una fuerte energía azul ,que podía ver que entraban personas y salían,  claramente eso le hizo acercarse a esa puerta y vio que había sido tallada, por lo que a partir de ahí llamo a los arqueólogos y se hizo la investigación. Hay que decir que muchas personas que han ido al lugar y han tocado ese hueco, coinciden con tener sueños con galaxias, columnas de fuego y sonidos muy penetrantes. #Misterio