María Isabel Pantoja Martín es una cantante muy popular de copla española, con una gran trayectoria profesional, objeto de la prensa rosa y del corazón por diferentes aspectos de su vida privada como su matrimonio con el torero Francisco Paquirri o su relación con el ex alcalde de Marbella, Julián Muñoz.

Nacida el 2 de agosto de 1956 en Triana, la Tonadillera inició su carrera profesional desde muy pronto y, con tan solo 7 años, debutó junto a su primo Chiquetete en el grupo de éste, cuando aún no eran demasiado conocidos.

Desde entonces, una amplia discografía fue consolidando su dilatada carrera, con grandes éxitos como "Se me Enamora el Alma", "Marinero de Luces" o "Hoy Quiero Confesarme".

Tras un año de matrimonio con el torerola tonadillera se quedó viuda, tras fallecer Paquirri en una corrida en la plaza de toros de Pozoblanco (Córdoba). Desde entonces, la prensa rosa le dio a la tonadillera el apodo de "La viuda de España".

La artista tiene dos hijos: Francisco José Rivera Pantoja - Más conocido como Kiko Rivera- (fruto de su relación con Francisco Paquirri) e Isabel Pantoja, que fue adoptada por la artista después de una actuación en Ecuador, país de origen de su hija.

A partir de entonces, la artista se dedicaría en cuerpo y alma a su carrera artística y a sacar a delante a sus hijos, teniendo también varias relaciones sentimentales desde hace varios años.

Pero desde el comienzo de su relación amorosa con el que entonces fuera alcalde de Marbella, Julián Muñoz, su vida privada se ha ido viendo afectada por aspectos personales de su vida, ya que en el año 2007, la cantante sevillana se vio envuelta por el Caso Malaya, por el que cumple condena en prisión desde el pasado mes de noviembre, como culpable por un delito de blanqueo de capitales, cumpliendo la condena de 2 años establecida por el juez que instruye el caso.

Desde el conocimiento de su acusación e imputación, la cantante se ha refugiado en los suyos en su Finca Cantora, y se ha dedicado a seguir con su trayectoria profesional sin dar lugar a más espectáculo con su vida privada.

A pesar de esto, han sido sus hijos los que han tomado el relevo, por lo que ahora es habitual verlos por diferentes platós de televisión.