Es una forma de predicación no demostrada que se basa en la posición de los astros dependiendo de la fecha del nacimiento - conocido también como carta natal-

No existe ninguna prueba o estudio científico que apoye la validez de las predicciones obtenidas mediante cualquiera de las diferentes versiones de esta práctica, pero sin embargo, son muchas las personas que mantienen la creencia de la efectividad del horóscopo.

A pesar de esto, el índice de acierto es bajo debido a la poca profundidad que se encuentra en esta ciencia. La mayor parte de sus asiduos están relacionados con el fanatismo, pero en muchas culturas se utilizan estas formas de predicción para crear sus propios calendarios conectándolos con los astros, como la Civilización Maya.

Para llevar a cabo las predicciones, se realizan cálculos matemáticos y astronómicos que deberían ser iguales siempre por cualquier persona que los haga, y siempre que se disponga de los mismos datos al inicio.

El horóscopo se establece atendiendo a la fecha, hora y lugar de nacimiento. Así, las posiciones planetarias y de los cuerpos celestes también son importantes. Se suele representar en 12 partes y hay establecida una división zodiacal.

Una segunda división que se establece es la de las casas astrológicas que dependen del espacio geográfico en el que se hace el horóscopo.

De esta forma se establecen los signos zodiacales, que se pueden diferenciar en 4 elementos (Fuego, tierra, aire, agua).

Los signos zodiacales son (por fecha): Aries, Tauro, Géminis,Cáncer, Leo, Virgo , Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis.

La historia antigua tiene mucho que ver con este tipo de creencias, ya que antes se pensaba que el movimiento de los cuerpos celestes podían predecir el futuro. En la actualidad estas suposiciones se han desmentido en numerosos estudios científicos, por lo que esta ciencia se encuentra dentro del Esoterismo.