La ecología es la ciencia que estudia las relaciones entre los diferentes seres vivos entre ellos mismos y su entorno.

Se encarga de estudiar las interacciones entre los diferentes organismos y cómo su ambiente afecta a propiedades tales como la abundancia o la distribución. Dentro del ambiente se encuentran las propiedades físicas y químicas, como el clima o la geología.

También se dedica al estudio de los ecosistemas, que se componen de elementos que actúan de forma dinámica entre ellos y se integran en comunidades, además de encontrarse también aquí los componentes no vivos del entorno.

La ecología pretende estudiar de manera científica los procesos que influyen en la distribución y abundancia de esos organismos y de sus relaciones, además de cómo se transforman los flujos en energías. Esta ciencia incluye también las ciencias de la biología y de la Tierra.

La biodiversidad afecta la función ecológica, y muchos filósofos antiguos sentaron las bases de esta disciplina en sus estudios sobre la historia de la naturaleza, y gracias a sus bases, en el siglo XIX la ecología se ha convertido en una de las ciencias más rigurosas.

Los ecócolos buscan encontrar la forma en la que se producen los procesos de la vida, adaptación, el movimiento de los materiales, el desarrollo de los ecosistemas o la distribución de los organismos y la biodiversidad dentro del medio ambiente.

Entre sus aplicaciones principales, se encuentran en la conservación, el manejo de recursos naturales como la agroecología, la agricultura o la pesca, la planificación de las ciudades la economía, la salud, y otras muchas prácticas.

Su importancia se debe a que los ecosistemas sostienen funciones vitales para la vida y crean capital natural como por ejemplo la producción de biomasa.

Actualmente, y debido a lascomplicaciones medioambientales que se están produciendo a nivel global, los ciudadanos, a nivel internacional, y los gobiernos, están intentando inculcar, junto a la ONU prácticas naturales y beneficiosas para el medio ambiente que permitan que la vida de los seres vivos se siga desarrollando sin complicaciones y evitar el desgaste de la tierra y de los recursos naturales.