Alexa
El cáncer es una palabra temida, ya que tememos lo desconocido. Para combatirlo hay que conocerlo, saber a qué nos enfrentamos, eso nos dará ventaja

Cáncer

Administrador
Suscrito
2 suscriptores
More
Suscribirse
Claudia Llanos Jiménez
Patricia Llanos Jimenez
2 suscriptores
Al inscribirte, recibirás actualizaciones diarias sobre lo último de Cáncer
Quiero recibir actualizaciones sobre Cáncer
Enséñale al mundo tu pasión
Puedes administrar un canal de Blasting News y obtener ganancias por ello.
¿Qué es lo que te apasiona?
Alcanza a una audiencia mayor
¿Eres un personaje público, un medio de comunicación o un influencer conocido?
Solicita una invitación y consigue tu propio canal

El cáncer es una palabra temida, ya que tememos lo desconocido. Para combatirlo hay que conocerlo, saber a qué nos enfrentamos, eso nos dará ventaja

El cáncer es una palabra temida por todos. A menudo la gente evita el tema por miedo, otras por desconocimiento de lo que la palabra evoca, otros por la creencia humana y natural de que hablar del cáncer con personas que tienen cáncer es violento para el paciente. Otros porque piensan que el mero hecho de citar la "palabra", hará que éste se manifieste de cuerpo presente, como un ente evocado en una ouija.

El miedo es natural, es humano, de eso no cabe duda y a nadie se le puede culpar ni obligar a hablar sin tapujos del cáncer. Pero cuando tememos algo, es que creemos que no tenemos recursos para afrontar ese peligro. Y la mejor manera de enfrentarnos a lo desconocido, es hacerlo conocido.

Al cáncer hay que estudiarlo, mirarlo de frente, preguntarle qué quiere, tenemos que saber por qué está aquí, qué ocurre con nuestras vidas que nos ha llevado a esta situación.

La información es esencial. Es uno de los escudos con los cuales vamos a luchar, el escudo de la información

Porque tenemos muchos escudos para afrontar una guerra dura, una pelea cara a cara, una batalla que hay que ganar. Y de ello dependerá nuestros recursos, los conocidos y los que ignoramos, los cuales iremos descubriendo poco a poco juntos, con información, con testimonios, con los últimos descubrimientos y estudios, con las investigaciones más recientes.

Si te ha ocurrido de primera mano, en piel propia, o si a alguien de tu entorno le está ocurriendo, no tengas miedo. No te hundas, no evites hablar de ello, no te tragues tus preguntas, tus lágrimas, tu rabia, tus "por qués", entre todos daremos luz a esa oscuridad que se instala momentáneamente en tu vida.

Es difícil tratar de ver la luz cuando la oscuridad aprieta, pero está demostrado que una actitud positiva, un conocimiento profundo de nuestra enfermedad, compartir el testimonio propio, la ayuda a las investigaciones para seguir aprendiendo, etc...

unido a un espíritu de superación, de lucha, de saber a qué nos enfrentamos y hablar a los demás de ello y de cómo se sienten, de cuánto les duele, de cuán injusto es esto que nos pasa, hará que se sientan menos solos, que sientan que el cáncer no es un castigo, ni sinónimo de nada y que están preparados con sus escudos para una batalla que tiene millones de finales felices.