Dentro del amplio panorama de la industria automovilística de los Estados Unidos, sin duda alguna uno de sus más ilustres y afanados nombres es el de Hummer. Sinónimo de "tanque sobre ruedas", es uno de los vehículos en el cual términos como potencia, robustez y fuerza, brillan con luz propia. Incontables son las escenas de películas donde estos monstruos hacen de las suyas, arransando con todo lo que encuentran a su paso.

Los tiempos cambian y toca reinventarse. En el año 2006, el gigante de la automoción General Motors, en el marco de un plan de reestructuración, que parecía advertir la crisis internacional que llegaría poco después, decidió cerrar la división de fabricación de este mítico automóvil.

Anuncios
Anuncios

Así acaba una era. Pero el espíritu de Hummer ha renacido al sol de los nuevos tiempos, donde priman la ecología y la sostenibilidad. Toda una paradoja.

La historia arranca cuando un pequeño fabricante de #Coches eléctricos, llamada My Electric Vehicle (MEV), adquirió los derechos para poder adaptar el modelo a su línea de productos. Lo que antaño fue una bestia mecánica que consumía litros y litros de carburante para mover una inmensa y pesada carrocería, se ha transformado en una elegante, moderno y refinado pequeño biplaza todoterreno. Un SUV de alta gama, cuyo motor es totalmente eléctrico. Incorpora una batería de gel que le proporciona capacidad para recorrer 100 kilómetros.

Sus diseñadores quieren comercializarlo en España, marcando una diferenciación con el resto de coches eléctricos de su segmento.

Anuncios

Está pensado para ser usado por profesionales y también particulares en zonas urbanas, recintos de carácter cerrado, fincas, etc. Tiene la opción de ser configurado para disponer de plazas traseras, y si se desea, también puede ser descapotable. Su chasis es como el de su antecesor, pieza clave en su diseño, y puede soportar el paso de hasta cuatro personas sin problema.

Sus dimensiones: 3 m. de longitud por 1,5 m. de ancho. Entre su equipamiento dispone de cuadro de instrumentos LCD, llantas de aleación de 15 pulgadas, asientos calefactables, faros con tecnología LED, avisador acústico de marcha atrás, etc. No hay información al respecto de por cuánto se podrá conseguir esta pequeña gran joya, que nos devuelve todo el espíritu de lo que significa conducir un Hummer. El fabricante puede personalizar si se le encarga, cada uno de estos vehículo tan exclusivos a los requerimientos de sus clientes. Busca popularizar la motorización eléctrica en nuestro país, y quiere hacerlo en el segmento de lujo, como máquina tractora para después ir sacando modelos más populares y de líneas más convencionales para el gran público. De hecho, hay proyectos como el MEV ZIP diseñado para tal fin. Lo que no cambia es que los Hummer vuelven al asfalto, de la mano del lujo y las nuevas tecnologías.