Cuando queremos comprarnos un coche de segunda mano. ¿Realmente sabemos en qué tenemos que fijarnos? La mayoría de las personas solo se fijan en los kilómetros y que el estado de la chapa y la pintura  , los problemas llegan cuando poco tiempo después  el coche que creíamos que era una ganga pasa a ser un calvario y un ir y venir al taller , la garantía suele ser de seis meses, como máximo de un año  eso si lo hemos comprado en un concesionario porque si la compra es entre particulares la mayoría de las veces no tenemos ninguna garantía del estado del vehículo, y todos los gastos nos los tenemos que comer con patatas

A continuación  paso a detallar algunas reglas básicas a la hora de comprar un vehículo de segunda mano tanto si es entre particulares como si es en un concesionario.

Anuncios
Anuncios

QUE EL VEHICULO NO TENGA CARGAS.

Esto es lo primero que tenemos que mirar en un coche de segunda mano para no encontrarnos sorpresas, que tenga al día el impuesto de circulación, que tenga la ITV al día, consultar a la DGT que el coche no esté pendiente de embargos o multas sin pagar   y que el número de kilómetros comparado con los años no sea sospechoso.

ESTADO DE LOS NEUMATICOS. 

Si los neumáticos son nuevos poco nos podrán decir del vehículo, pero  si están usados nos pueden dar pistas de alguna irregularidad del coche. Neumáticos agrietados o con rajas nos indican que el coche lleva parado mucho tiempo ya que los neumáticos al no rodar envejecen y se deterioran. El desgaste irregular nos indica que existe un problema de alineación , de suspensión o aun peor que el chasis del coche no está bien a consecuencia de algún golpe.

Anuncios

También tenemos que mirar  la profundidad del dibujo y el año de fabricación de los neumáticos porque para el vendedor siempre estarán nuevas porque tienen poco uso.

TUBO DE ESCAPE.

Un exceso de humo nos indica fallo en la mezcla del combustible y un exceso de ruido que el escape tiene alguna grieta  o rotura.

EL PARACHOQUES.

 El parachoques del vehículo nos puede indicar si el coche ha tenido algún percance, fijarnos que esté totalmente alineado con la carrocería, que no esté descolgado, que  sea una pieza original y que no este retocada la pintura

LA CARROCERIA

En esto si nos solemos fijarnos algo más, pero no tienen que escaparse algunos pequeños detalles como el estado de las gomas, si están deterioradas o con restos de pintura el coche o ha tenido un percance o se ha pintado, si la pintura tiene tonalidades distintas y si las puertas cierran correctamente  aparte de arañazos  y abolladuras.

INTERIORES DEL VEHICULO.

Poner atención en el estado de los cinturones que se deslicen bien y que no tengan cortes, el anclaje de los asientos, quemaduras o manchas de la tapicería, que la dirección no tenga holguras o que este muy dura, que el freno de mano este bien tensado y que los pedales de freno y embrague no metan ruidos y se hundan en exceso y el buen funcionamiento de todos los elementos del cuadro de mandos.

Anuncios

EL MOTOR.

Si no entendemos mucho lo mejor es exigir que nos dejen  llevarlo a un mecánico, pero a veces con solo echar un vistazo podemos ver algunas irregularidades como por ejemplo la perdida de líquidos, agua, aceite, líquido de frenos, el estado de correas y mangueras, ralentí irregular, exceso de ruidos en el vano del motor, pero ante la duda lo mejor es que nos lo revise un profesional.

Espero que esta pequeña guía pueda ayudarnos un poco a la hora de comprar un vehículo de segunda mano

  #Coches #Google