Jamás habríamos imaginado que un coche podría surcar los cielos de nuestra ciudad, ya que estamos acostumbrados a ver esta escena en un sinfín de películas de acción, pero nunca habríamos pensado que esa ficción podría ser una realidad que cada vez se ve más cercana. La compañía eslovaca AeroMovil afirma que dentro de dos años esta situación podría comenzar a ser de lo más cotidiano, ya que por increíble que parezca, están trabajando en un modelo de coche capaz de despegar del suelo.

Esta empresa lleva muchísimo tiempo trabajando y desarrollando proyectos en #Coches inteligentes y desde hace casi cinco años están intentando llevar a término el proyecto de un coche capaz de ser conducido tanto por carretera como por aire, y parece ser que cada vez está más lejos de ser un sueño y más cerca de ser una realidad, ya que el equipo integrante de este proyecto ha confirmado que en el año 2017 podría estar disponible al público, siendo la primera empresa del mundo en tener un coche con estas características.

Anuncios
Anuncios

Actualmente están en la búsqueda de un material idóneo que sea ligero, resistente, seguro y capaz de superar con éxito los controles de seguridad necesarios establecidos por la Unión Europea, así como de cada gobierno.

Como todo, esto tendría grandes ventajas y grandes inconvenientes. Por un lado nos permitirían ahorrar tiempo, evitar colapsos en la carretera, no tener que estar horas en la facturación de las maletas, acceder a lugares prácticamente inaccesibles por medios terrestres, pero por otro lado el precio de este innovador medio de transporte aéreo sería probablemente desorbitado en su lanzamiento ya que ronda los 200.000 euros y por tanto está al alcance de pocos bolsillos, todo ello sin tener en cuenta el tipo de permiso de conducción que sería necesario, así como un código de circulación adaptado al medio.

Anuncios

Sin duda, esta imagen futurista se va imponiendo con fuerza en un presente cada vez mas ambicioso y con ganas de superar retos que hace años eran impensables.