Por fin podrá dejar de buscar el "maldito" coche-radar en la cuneta de sus viajes. Se acabaron los frenazos al ver el camaleónico coche de la Guardia Civil oculto entre la maleza de la mediana, o los grupos de WhatsApp anunciando su presencia en las carreteras de su entorno.

María Seguí, directora de la DGT, anunció en la comparecencia en la Comisión de Seguridad Vial del Congreso que todos los radares de velocidad serán anunciados previamente en su web, incluidos los radares móviles y de corta duración.

Esta información se facilitará también a los proveedores de los navegadores con lo que todos los conductores que dispongan de uno de estos aparatos tendrán la información actualizada periódicamente.

Anuncios
Anuncios

Este cambio de estrategia se llevará a cabo próximamente en todos los radares, salvo en los interurbanos del País Vasco y Cataluña, que dependen de sus respectivos gobiernos autonómicos.

"La denuncia no es el objetivo final" ha asegurado Seguí, "la finalidad que buscamos es que los conductores respeten los límites de velocidad establecidos, en particular en aquellos tramos que hemos identificado como peligrosos". Para ello, además, ha informado que se llevará a cabo un traslado de gran parte de los radares móviles a carreteras secundarias, donde se producen el 80% de los accidentes.

La DGT toma esta medida después de dar a conocer el dato de siniestralidad de enero de 2015, que terminó con 88 fallecidos en carretera, 27 más que el mismo mes del año pasado. Además, Seguí ha anunciado que los radares distinguirán el tipo de vehículo que ha cometido la infracción para aplicar así la sanción correspondiente.

Anuncios

Otra novedad será que todos los radares actuarán con los mismos criterios de homogeneidad, contando así con el mismo margen de error, que será de 7 Km/h en tramos inferiores a los 100 Km/h, y de un 7% de la velocidad establecida, si ésta supera los 100 Km/h. Es decir, en tramos interurbanos donde la velocidad esté limitada a 50 Km/h, el radar deberá saltar a partir de los 57 Km/h. Y en un tramo de autovía limitado a 120 Km/h, el radar saltará a partir de 129 Km/h.

Por otro lado, la DGT sigue con su plan de ampliar la velocidad máxima en algunos tramos de autovía a 130 Km/h., aunque los radares que se pudieran instalar en estos tramos, no tendrán el mismo margen que los demás, y saltarán en cuanto se supere la velocidad establecida, a los 131 Km/h. #Coches