Buenos tiempos se están viviendo en la industria del automóvil, la cual fue una de las más afectadas por la crisis que desde 2007-2008 se ha cernido sobre el mundo globalizado y que ha afectado a países como el nuestro.

El crecimiento este pasado año ha sido de un 18,4 % y consolida al sector automovilístico como una de las grandes locomotoras económicas de la recuperación. La cifra de 850 mil unidades vendidas era el objetivo ambicioso que se proponía la industria a principios del año que acaba de finalizar y se han cumplido. A pesar de que el gobierno hable de que hay recuperación y que la crisis se ha acabado, estas buenas cifras no se deben a que los españoles hayan dejado de padecer los duros efectos de este periodo de depresión económica.

Anuncios
Anuncios

El verdadero responsable ha sido el plan PIVE, el cual revitalizó las matriculaciones, este plan del gobierno está sufriendo continuas prórrogas, la última en el mes de noviembre pasado y que ayudan mucho a un sector que según Germán López, presidente de Aniacam, deberían estar en 1.2 millones de unidades como potencial objetivo para nuestro país.

Los modelos más vendidos son Renault Megane: el coche estrella de Renault, llegó a las 29 mil 20 unidades, buen producto y con muchas versiones que alcanzan a una amplia gama de consumidores. Citroen C4: el compacto y monovolumen de la firma de los dos chevrones queda segundo en la lista, mismas características que para Renault y potenciadas por la llegada del Cáctus, fabricado en Villaverde. Seat León: la firma española mete en tercera posición a un producto muy equilibrado.

Anuncios

Seat Ibiza: al rebufo de su hermano mayor, el "mito" de Seat que hace poco cumplió 30 años. Volkswagen Polo: el primo del Ibiza, ya que ambos son parte del mismo grupo, otro histórico. Opel Corsa: otro clásico de las listas de ventas que sigue en los primeros puestos. Volkswagen Golf: el compacto estrella de la marca germana sigue en buena forma. Dacia Sandero: la marca rumana del grupo Renault está teniendo un tremendo éxito con este vehículo, que como curiosidad tiene muchas menos ventas en Rumanía, donde el Logan sigue siendo el superventas. Renault Clio: desde su primera generación que venía a sustituir al Supercinco, ha estado siempre entre los primeros, actualmente el Dacia Sandero por su mayor espacio y menor coste le está haciendo sombra. Nissan Qashqai: la marca nipona mete entre los 10 primeros a un vehículo que es el estrella de su segmento.