Ciudades como Málaga o Granada se han visto sacudidas en la madrugada de hoy lunes 25 de enero por un #Terremoto que ha tenido su epicentro en el sur del mar de Alborán. El seísmo ha alcanzado una magnitud de 6,3 y se ha producido a las 5:22, hora local, según el Instituto Geográfico Nacional. Sin embargo, la ciudad española que más ha sufrido sus efectos ha sido Melilla, a unos 75 kilómetros del epicentro, donde algunas fachadas se han desprendido ocasionando desperfectos, como ha podido verse a través de las muchas imágenes que han aparecido en las redes a continuación del seísmo.

Fuerte terremoto en Melilla ocasiona daños materiales

Así, las clases han sido suspendidas en Melilla como medida de precaución para que las autoridades puedan revisar todos los edificios. Y es que algunos presentan grietas, por lo que el deben ser evaluados. Además, el 112 de Melilla ha recomendado que no se utilicen los vehículos para facilitar la circulación de los servicios de emergencia. El 112 de la ciudad autónoma registraba hasta las 9:00 más de 400 llamadas relacionadas con el terremoto que ha afectado a la ciudad. Inmediatamente tras el fuerte seísmo se constituyó el comité de evaluación con representantes de la ciudad de Melilla y de la Delegación del Gobierno.

Al menos 15 personas han sufrido heridas de carácter leve en la ciudad autónoma por cortes y golpes según el Ingesa, y numerosas personas salían a la calle justo tras el movimiento sísmico, incluso en pijama, alertadas por la fuerte sacudida que acababan de experimentar. A lo largo del día se preve que las autoridades hagan la evaluación de todos los desperfectos y daños materiales que se han producido en la ciudad.

Mientras tanto, hasta las 10:00 se habían producido al menos 18 réplicas de magnitud igual o superior a 3 en la zona. Sin embargo, debido a que los epicentros se encuentran alejados de Melilla no se están sintiendo todas ellas. La mayor de las réplicas ha alcanzado 4,6. Hace apenas cuatro días se registraba en la misma zona otro terremoto que alcanzaba una magnitud de 5,1 y que también dejaba sentirse en Melilla y la costa mediterránea andaluza.