Tal vez creyó que iba a tener un viaje sin incidentes, pero la Policía Nacional se lo frustró en el aeropuerto de Málaga. Quizá pensara en que nadie se fijaría en un guiri más de cierta edad que se disponía abordar un vuelo con destino a Estados Unidos, máxime en una época como la estival en que las terminales del Pablo Picasso son frecuentadas por miles de viajeros al día. Sin embargo, algo falló.

Orden europea de detención

Las autoridades belgas tenían cursada contra él una orden europea de detención. El arrestado, que ahora tiene 64 años de edad, es sospechoso de haber traficado con diamantes entre 1991 y 2002 durante la guerra civil que asoló Sierra Leona.

Anuncios
Anuncios

El comercio de los conocidos como “diamantes de sangre” está prohibido en muchos países por convenios internacionales.

La Policía española tuvo conocimiento de que el ahora detenido tenía previsto embarcar con destino a Estados Unidos, hecho que tras las pertinentes comprobaciones ha dado lugar a su localización y puesta a disposición de la Audiencia Nacional para su posterior extradición.

Delito de lesa humanidad

Al supuesto delito de tráfico de esta mercancía, vetada por gran parte de estados occidentales añaden, las autoridades belgas los de lesa humanidad y blanqueo de capitales. Al parecer, según la orden para su captura, habría sido supervisor de campos de extracción entre diciembre de 1999 y enero de 2000.

En más de una ocasión se ha sabido por los medios de comunicación en qué condiciones se obtienen estas piedras preciosas y el trato que sufren quienes trabajan en las minas, la mayoría de las veces en condicione de esclavitud.

Anuncios

Juicio al expresidente de Liberia

Justo ahora se han cumplido cinco años del juicio a que fue sometido el ex presidente de Liberia, Charles Taylor, ante el tribunal especial que se formó para juzgar a los crímenes de guerra en Sierra Leona. En el juicio se acusó a Taylor de haber vendido armas durante a una de las facciones participantes en el conflicto a cambio de diamantes, por lo que fue condenado en 2012.

Para que no faltase una nota de glamour entre los horrores que se relataron en las vistas la famosa modelo Naomi Campbell declaró como testigo de cargo y confirmó haber recibido como regalo en Ciudad del Cabo (Sudáfrica) algunas de estas piedras, “que parecían guijarros”, que le hizo llegar Taylor a través de unos enviados. #Sociedad Málaga