El 11 de marzo de 2004

Ese fatídico día en que Madrid se vio sacudido por los atentados que marcaron un antes y un después en nuestra historia y en nuestras consciencias. Algo tan terriblemente cruel y despiadado desde el punto de vista social por las consecuencias que acarreó no sólo desde el punto de vista de las pérdidas humanas e infraestructuras, sino desde el punto de vista de las secuelas psicológicas causadas, se vuelve el doble de ruin al encerrar un núcleo oscuro, el de su verdadera finalidad. Y es que con ello me refiero a que el 11-M no tenía como objetivo un daño puramente social, como el de "asesinar" personas, o el de un objetivo concreto, sino que era una matanza anónima.

Quizá esto pueda hacer pensar en la oscuridad del asunto, en términos más turbios, en motivaciones de índole política o en cosas que escapen a nuestro control como simples ciudadanos. Como tal, tenemos el deber de honrar a aquellos que ya no están, a recordar para no repetir -sobre todo para no permitir que se repita- a "acordarnos" de vivir, en vez de recordar continuamente que vamos a morir.

11 de marzo de 2017

13 años después, el dolor sigue siendo manifiesto en la ciudad de Madrid, en los corazones de los ciudadanos madrileños. Aunque esto es aplicable a toda España, por supuesto, es evidente que el mayor epicentro del recuerdo está en la capital. No sería la primera vez que la Estación de Atocha presenciase un atentado, quizá el dato diferenciatorio fuese el calibre y alcance del mismo: el 23 de enero de 2017 se cumplían 40 años de los atentados de Atocha. Recalco que no es, ni mucho menos, comparable, pero sí quería mencionar otros antecedentes.

11-M

Como posteriormente se ha calificado, designa un día de conmemoración de atentados, de ausencias, de víctimas, de recuerdo, es un día en su honor. Pero quizá para muchos signifique un triunfo político, un logro de sus aspiraciones. Quién sabe, desde luego nosotros nunca llegaremos a saberlo, porque forma parte de la manipulación a la que estamos sometidos. #11M #AtentadosAtocha #11Marzo2004