En el marco de la gira de despedida del presidente de la República de #Ecuador Rafael Correa, con paradas en Madrid, Barcelona, Valencia y Murcia, Correa asistió a la Universidad Complutense de Madrid. Entre el encuentro con el Rey y con el presidente Mariano Rajoy, Correa pronunció una conferencia en el paraninfo de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Complutense.

Economía para el desarrollo

El encuentro estuvo presentado y moderado por el rector de la universidad, Carlos Andradas, y el decano de la Facultad de Filología Eugenio Ramón Luján Martínez, y entre los asistentes, además de miembros del cuerpo diplomático y del equipo del presidente, se encontraban numerosos ecuatorianos, tanto estudiantes como emigrados a España.

Combinando sus facetas de presidente y economista, con predominancia de esta última por el carácter técnico de su intervención, el presidente de Ecuador ha expuesto sus ideas económicas y presentado los resultados de su aplicación en Ecuador. Cuestionando las bases de la ortodoxia neoliberal, Correa calificó de "novelerías" algunas de las recetas de estos organismos, como la necesidad de un carácter técnico en las cuestiones de políticas económicas. El presidente reivindicó la necesidad de la #Política, con legitimidad democrática, en las grandes cuestiones, para posteriormente estudiar criterios técnicos para su aplicación.

Correa celebró la recuperación de soberanía por parte de Ecuador, aunque lamentó la pérdida de soberanía monetaria fruto de la aplicación del dólar tras la crisis económica de finales de los 90. Destacó los "profundos cambios ocurridos en los 10 años de revolución ciudadana" para luego insistir en que queda mucho trabajo por hacer y explicar las dificultades sufridas en el último año.

Ecuador y España

Correa tuvo palabras de agradecimiento para España por la ayuda brindada tras el duro terremoto (y sus numerosas y también potentes réplicas) sufrido el pasado mes de abril. Respecto a la actualidad española, se centró en la ley hipotecaria, que calificó como un sin sentido económico y ético, y trasmitió su apoyo a los afectados

Uno de los momentos más emotivos del acto fue cuando Correa se dirigió a los numerosos ecuatorianos presentes, y les recordó a los jóvenes que es gracias a los sacrificios de los migrantes de generaciones anteriores que ellos y el resto del país pueden tener acceso a un futuro mejor, provocando una fuerte ovación entre los asistentes. El único abucheo se produjo cuando el presidente saliente confirmó que tiene intención de abandonar la vida política. Correa explicó que en el proceso de cambio todos tienen que ser imprescindible pero nadie tiene que ser necesario, antes de culminar con humor diciendo que Lenín Moreno Garcés lo va a hacer mucho mejor que él, excepto en cuestiones musicales. Recordemos que las elecciones ecuatorianas se celebrarán el 19 de febrero. #Economía