Forms of devotion es una exposición que recrea una pequeña #India en la Sala 1 del Museo Conde Duque en Madrid. Un talentoso grupo de artistas, presentan obras de distintas disciplinas que exponen una compleja #Mitología compuesta por fábulas sobrenaturales protagonizadas por diosas, dioses y seres surreales, que se podrán apreciar hasta el 15 de enero de 2017.

Devoción, espiritualidad y seres míticos

Ganesha, Rama, Sita, Hanuman y Vishnu, realizan actos imposibles para lo seres humanos, materializados a través de pinturas, fotografías, esculturas, telares y vídeos que reinterpretan un universo divino basado en una mitología cargada de historias y símbolos, que occidente no logra entender por completo.

Anuncios
Anuncios

La mitología de la India está a la altura de la griega o la egipcia. Brahman vendría a ser el equivalente a Zeus o Ra; entidades consideradas dioses supremos. Con eso hay razón suficiente para desear conocerla, sin embargo, la interpretación de ese mundo fantasioso, también es una manera para entender su cultura, en esta ocasión mediante el arte.

Hablar de la India se relaciona con tradiciones intensas y creencias fervientes. El hinduismo, el jainismo y el budismo, más que religiones, son actitudes frente a la vida, las cuales existen en un mismo país, alimentando la fantasía que las personas aprenden desde niños. Rezan a seres divinos en templos, arman festivales que honran leyendas, y celebran rituales en lugares sagrados como la Parikrima.

Una exposición que enciende los sentidos

Una cabeza construida con más de cuatro mil campanas pequeñas de bronce y latón soldadas, provenientes de templos lejanos, da comienzo a una exposición que desenvuelve detalles de una cultura con una innegable presencia en el mundo actual.

Anuncios

La devoción a seres como Shiva, es expuesta en pigmentos sobre papel, demostrando que aquella mitología se venera, en la búsqueda de paz interior.

Al fondo de la sala, un objeto se eleva entre la gente como el mástil de un barco. Un péndulo gigante se mueve al mas mínimo contacto. El Poste tótem es una obra interactiva de madera y metal que al mecerse produce una melodía generada por una hilera de campanas. Las personas se quedan inmóviles, anestesiadas por el sonido.

Los móviles son desenfundados con rapidez, nadie pierde tiempo en capturar las formas, sonidos y colores encendidos que los rodean. Las paredes de la sala –naranja, azul, amarilla- aportan al efecto de estar en un lugar distinto, donde la edad es irrelevante, frente a una experiencia que alecciona y despierta la curiosidad por los misterios de la India. #Arte