Un cantante callejero de los que muchas veces te encuentras cantando en las paradas de metro, o en el mismo vagón, ha demostrado que viajar en metro puede ser divertido.

'La bicicleta', el temazo del verano de Shakira y Carlos Vives, empezó a sonar desde el altavoz del cantante y fue una sorpresa para él cuando un grupo de amigas que estaban en ese vagón empezaron a tararearla, fue entonces cuando él, al ver que 'se venían arriba', les dio su micrófono. Poco a poco la gente se iba acercando y levantando, todos estaban cantando y bailando. Desde el señor con camisa más serio que te puedas encontrar hasta la señora más mayor lo daban todo. Todos sacaban su móvil para grabar el momento y un hombre al ver lo que se había montado en un momento, improvisó un trípode y se unió mientras grababa todo.

Anuncios
Anuncios

El vídeo se ha hecho viral en internet, más de un millón de reproducciones y muchas personas han compartido la publicación del vídeo que puso este hombre en Facebook. Eso sí, después de la gran fiesta que se montó y de las sonrisas que el cantante sacó a tanta gente, no sabemos si le dieron alguna moneda de recompensa.

Eso nos puede llevar a pensar una cosa. Y es que a veces cuando decimos "tengo que ir en #Metro a" lo asociamos rápidamente a algo aburrido, cansado y que nos hace sentir tristes. Se te viene a la cabeza la imagen de todos sentados o de pie, serios, cada uno a lo suyo sin mirar a nadie, sin hablar con nadie, sin ni siquiera rozar a alguien y si lo haces pides perdón rápidamente. Y esto no debería ser así, a veces ocurren cosas así que te alegran el día, te hacen relacionarte con los demás y que se te pase el viaje a tu destino más rápido que si fueses en otro medio de transporte.

Anuncios

A lo que quiero llegar con esto es a que deberíamos cambiar el chip de metro igual a aburrido porque así nunca iremos felices.

Cuando te encuentras a personas como el chico que cantaba 'la bicicleta', chicos como él que intentan alegrar a la gente que va desanimada en el metro para ganarse la vida, te das cuenta de que necesitas muy poco para ser realmente feliz. Estoy segura de que cada una de las personas que iban en ese vagón no lo olvidarán nunca, y siempre que vayan en metro irán felices porque nunca se sabe dónde te puedes encontrar algo que te haga totalmente feliz. Y más si piensas que en un sitio no la puedes encontrar cuando la realidad es que sí puedes, pues la felicidad se encuentra en las pequeñas cosas. #Madrid #LaBicicleta