Miles de personas se concentraron el pasado 10 de septiembre en la Puerta del Sol para manifestarse en contra del maltrato animal y clamando por la abolición de la #tauromaquia. La manifestación fue convocada por el #PACMA (Partido Animalista Contra el Maltrato Animal), formación que, con cerca de 287.000 votos en las pasadas elecciones se ha convertido ya en la primera fuerza extraparlamentaria de España. Los congregados se reunieron bajo el lema “Misión abolición”.

La presidenta del PACMA, Silvia Barquero, ha querido hacer hincapié y rendir tributo con esta concentración a la victoria de los animalistas sobre el Toro de la Vega, que el año pasado fue prohibido por las Cortes de Castilla y León.

Anuncios
Anuncios

El 8 de junio de 2015 se aprobó un decreto-ley que prohíbe la muerte pública de animales en espectáculos populares. Los animalistas han querido reivindicar esta victoria en la manifestación poniendo el acento en el llamado “chupinazo animalista”, representado por las personas congregadas portando un pañuelo negro, que sustituye al acto de “romper la lanza” contra el Toro de la Vega.La prohibición del Toro de la Vega fue sin duda para los defensores de los derechos de los animales y para el PACMA una gran victoria, pero todavía queda mucho trabajo por hacer. Una portavoz del PACMA ha recalcado que “el pasado es Tordesillas, pero el futuro os corresponde a todos vosotros que defendéis los derechos de los animales”, apelando así a la necesaria colaboración ciudadana para eliminar de la sociedad española esta clase de festejos.

Anuncios

Para Silvia Barquero el panorama está claro, hay muchas batallas por librar aún. “Poner fin a las becerradas, a los toros de fuego, a los toros ensogados…Esa es nuestra misión”, ha subrayado la líder de la formación.

España se sitúa a la cola de los países europeos que implanta y desarrolla leyes y medidas para la protección de los derechos de los animales. En enero de este año, el Parlamento Europeo admitió a trámite una petición de una animalista que pedía la abolición de la tauromaquia en España. Si bien no está aceptada, la petición al menos está siendo sometida a estudio por el Parlamento. Esto supone todo un avance pues el PACMA lleva más de una década presentando peticiones parecidas, todas sin éxito. Esta petición, sin embargo, está enfocada desde el punto de vista de que “las corridas de toros y demás festejos ni son, ni nunca han sido parte de la cultura española”, que era la principal barrera que se encontraban los animalistas cuando pedían su abolición. En realidad, la tauromaquia era un espectáculo de entretenimiento habitual en muchos países de Europa, no sólo en España, antes de que la Ilustración condujera a su abolición a principios del siglo XIX.

Anuncios

Además de esto, la tauromaquia viola constantemente derechos, resoluciones y textos como los defendidos en la UNESCO, y no respeta los derechos de la infancia. Así mismo, es manifiestamente incompatible con la Declaración Universal de los Derechos de los Animales.

El pasado sábado, el PACMA y los defensores de los derechos de los animales dieron un paso adelante en el camino hacia la desaparición de la tauromaquia en España con una manifestación histórica que se ha convertido en una fecha icónica de la lucha animalista, una lucha que sin duda cuenta con la indignación y el apoyo generalizados de la sociedad española. #mision abolicion