Semana de juicios importantes. Tras nueve meses, el juicio por los responsables de la tragedia del #Madrid Arena ha terminado y ya se conocen las sentencias. En 2012, durante una #Macrofiesta de Halloween con Steve Aoki que tuvo lugar en dicho pabellón, situado en el recinto de la Casa de Campo de la capital española, murieron tres chicas jóvenes debido al exceso de aforo y el cierre de las salidas de emergencia. Dos más fallecerían semanas más tarde. Al día siguiente de la tragedia ya empezaron a señalarse las primeras irregularidades cometidas por la organización del evento, entre las cuales destacan la falta de seguridad y de servicios sanitarios cualificados para atender emergencias.

Anuncios
Anuncios

Empresarios condenados y médicos absueltos

El empresario #Miguel Ángel Flores, a la cabeza de la empresa promotora del evento Diviertt, es uno de los principales acusados, recibiendo una condena de cuatro años de prisión por homicidio y lesiones al señalarle como responsable del exceso de aforo, el cierre de los vomitorios y la apertura de las salidas de emergencia, que provocaron que los jóvenes entraran a la pista indiscriminadamente. También han sido procesados los pertenecientes a las empresas de seguridad interior y exterior del recinto y los responsables de la explotación del pabellón, sumando un total de ocho condenados. El empresario culpa de lo ocurrido al Ayuntamiento de Madrid y su abogado ya ha manifestado que recurrirá la sentencia.

Simón Viñals y su hijo Carlos fueron los médicos responsables de aquella fiesta y atendieron a las tres jóvenes que fallecieron la noche de los sucesos.

Anuncios

Los magistrados manifestaron que pasó mucho tiempo desde que las jóvenes fueron lesionadas por la marea de gente que se agolpaba en los vomitorios de salida hasta que se las rescató, y por lo tanto los dos profesionales fueron absueltos, a pesar de que se destacó su "actitud negligente". También ha sido exculpado el ex jefe de la Policía Municipal de Madrid, Emilio Monteagudo, al considerarse que no pudo conocer lo que ocurría dentro del pabellón.

Katia Esteban, Rocío Oña, Cristina Arce, Belén Langdon y María Teresa Alonso fallecieron aquella noche como consecuencia del las irregularidades cometidas por varios responsables de la organización de la fiesta. Tras un juicio comenzado el 12 de enero de este año, habrá que esperar para saber si los familiares recurrirán estas sentencias.