Ya ha llegado el verano y Facebook e Instagram se han llenado de selfies playeros y aeropuertos desde los que recorrer mundo. Sin embargo, Madrid ofrece multitud de planes alternativos para que aquellos que han abandonado el calor del asfalto no sean los únicos que den envidia en redes sociales. 

1. Tapeo por La Latina

Seguro que recuerdas alguno de esos días de otoño o primavera en los que a alguno de tus amigos se le ocurrió la genial idea de ir a pasar el domingo Cava Baja para arriba Cava Alta para abajo. Ese mismo que terminasteis comiendo en un Mc Donald’s porque era imposible pillar una mesa en cualquier terraza de la zona.

Anuncios
Anuncios

Pues ahora es el momento perfecto. Tampoco te pienses que va a ser llegar y creer que han reservado toda la calle para vosotros pero, lo bueno del verano, es que vais a encontrar la gente justa, ni poca para aburriros, ni mucha para agobiaros. 

2. Picnic en El Retiro

Quien dice picnic dice bocata. No hace falta que le robes el mantel de cuadros a tu madre para apoltronaros a la sombra del primer pino que encuentres. Basta con que os hagáis con algo rico que comer y algo de beber, buscar un sitio cómodo y pasar el rato tan a gustito. Luego recogéis todo y lo guardáis en una bolsa y a la papelera (esto no debería tener que decirlo pero, como hay mucho guarrete por ahí suelto prefiero recordarlo, por si acaso). 

3. De azotea en azotea y tiro porque me toca

Es verano y por la noche donde mejor se está es al aire libre.

Anuncios

Madrid cuenta con una de las mejores ofertas de azoteas de moda donde tomarse un gin-tonic, un mojito o lo que se te antoje. Además, cada vez las opciones disponibles son más. Quizás la más famosa de todas es la del Círculo de Bellas Artes, cuenta con una de las mejores vistas del skyline madrileño y es de las más amplias que puedes encontrar en la capital. Otra muy recomendable por las vistas es la del Palacio de Cibeles. 

4. Visita los Jardines del Campo del Moro

Todo el mundo habla de El Retiro y se olvida del resto de parques que tiene Madrid. Junto a los Jardines de Sabatini, entrando por el Paseo de la Virgen del Puerto, se accede a los Jardines del Campo del Moro. No son tan grandes como El Retiro pero, si te das una vuelta por ellos, descubrirás una de las mejores vistas del Palacio Real y podrás hacerte un montón de fotos con los pavos reales que suelen estar junto al Museo de Carruajes. 

5. Piscineo

En Madrid no tenemos playa y ni falta que nos hace (que por algo somos los más chulos de España).

Anuncios

Pasarte la tarde tirado en la toalla sobre el césped vuelta y vuelta es uno de los mayores placeres que ofrece la ciudad en verano. Si no tienes piscina en tu casa échale morro y pégate a algún amigo que sí que tenga. Dile que luego le invitas tú a las cañas y todo arreglado. 

6. Exposiciones y museos

Madrid tiene una oferta casi infinita de exposiciones y museos que debes visitar. Los fines de semana del resto del año no hay quien consiga una entrada y, si lo logras, muchas colecciones están tan atestadas de gente que apenas puedes llegar a ver nada. Es cierto que durante julio y agosto los guiris invaden la capital, así que evita las tres joyas de la cultura (Prado, Thyssen y Reina Sofía). Da preferencia a otros museos más pequeños y, por eso, más desconocidos. 

7. Escapadas por la Comunidad

Quedarse en Madrid tampoco implica no salir de la ciudad. Aprovecha el fin de semana para hacer esas escapadas de las que siempre se habla y haz un poco de turismo rural. Probablemente haya tantas opciones como pueblos pero, si quieres acertar seguro, tira de los clásicos. Algunos de los más famosos son El Escorial, Manzanares, Aranjuez o Chinchón. #Cultura Madrid #Qué hacer en Madrid