En 2012 se abrió una investigación por facturas falsas a decenas de pilotos militares. En el cuartel Aéreo ACAR de Getafe Madrid se dieron cuenta de que el kilometraje de algunas facturas no era el correcto, y vieron que era una práctica fraudulenta generalizada que hacían algunos militares, los cuales cobraban indemnizaciones por traslado o mudanzas que nunca habían hecho.

Hay cuarenta y cinco implicados, seis sargentos, dieciocho tenientes, veinte capitanes y un comandante que cobraban entre mil quinientos y cuatro mil euros por estos presuntos traslados. El juzgado Togado Militar Central número dos abrió un procesamiento contra estos militares, pero el Tribunal Militar Central lo anuló y dio orden de dividir las causas entre nueve juzgados militares, porque los acusados no formaban una ramificación organizada para cometer fraude a las arcas públicas, si no que era una picaresca individual seguida por un patrón.

Anuncios
Anuncios

El trocamiento del caso no ha resuelto el problema, si no que lo ha empeorado, y ahora hay un centenar de imputados. Sólo en un juzgado de Madrid hay cuarenta y tres imputados que no son los mismos que investigó el juez central, aquí ahí veintiún capitanes, un comandante, doce suboficiales, cinco cabos y cuatro tenientes.

La Fiscalía Militar les ha hecho una oferta, la cual es que se declaren culpables y devuelvan el dinero. Por ese motivo decena de pilotos del Ejército del Aire la han aceptado y se han declarado culpables de fraude contra la Hacienda por las falsas mudanzas, y así no tener que entrar en la cárcel, los acusados tendrán que devolver el dinero de las falsas mudanza y tendrán que aceptar una condena de tres meses y un día de prisión, por el cual no entrarán en la cárcel ni perderán su carrera militar.

Anuncios

Ésta sentencia de consentimiento les permitirá no entrar en prisión, no solo a los que las cobraron, si no también al presunto celebro de la trama David Hernández Calet quien presuntamente cobraba el veinticinco por ciento de las facturas por traslado a cambio de facilitarles facturas falsas de mudanzas inexistentes. David, que está acusado en la mayor parte de los procesos abiertos, sólo cumpliría el triple de la condena, tres días y nueve meses. #Robos #Denuncia