Una portavoz de Emergencias de Madrid ha confirmado que esta tarde ha fallecido un niño de cuatro años en un incendio que se ha iniciado en una vivienda unifamiliar en el distrito de Chamartín, situado en Madrid.  Dos de los bomberos que han ido a rescatar al niño en la buhardilla han acabado siendo intoxicados por el humo.

Todavía no se han sabido las posibles causas que han podido provocar este incendio en el número 73 de la calle Ramón y Cajal. El incendio se ha iniciado en el dormitorio de la primera planta sobre las cinco de la tarde, ya se ha podido extinguir. El edificio consta de un chalé de dos plantas y una buhardilla.

Anuncios
Anuncios

Tanto la madre como el hombre que la acompañaba y que se hallaban en la casa en ese momento han podido salir por su propio pie sin sufrir ningún rasguño. El incendio ha causado tal cantidad de humo que ha hecho que toda la vivienda se llene de él.

Desgraciadamente, los bomberos han llegado cuando el fuego ya estaba muy avanzado. La madre ha avisado a los bomberos de que su hijo estaba en la buhardilla, en ese momento dos operarios se han dirigido allí rápidamente. Han conseguido encontrar al pequeño pero ya tenía una parada cardiorrespiratoria. Durante los siguientes cuarenta minutos, los sanitarios del SAMUR han intentado reanimarlo practicándole la reanimación cardiopulmonar, pero finalmente han tenido que certificar su muerte ya que no podían hacer nada más por él.

Los psicólogos del SAMUR que se encontraban en ese momento allí han tenido que atender a la madre del pequeño y a su acompañante por el chock que han sufrido al recibir la noticia. Mientras tanto atendían a dos bomberos que han sufrido una intoxicación por el humo, aunque ésta ha sido muy leve.

Anuncios

Como las causas del incendio son desconocidas, la policía ha decidido abrir una investigación para que las causas se aclaren lo antes posibles.

Algunos vecinos que viven hace tiempo en la zona han asegurado que esa vivienda estaba alquilada en ese momento a una familia de origen dominicano. Llevaban poco allí pero todos los vecinos les conocían. #Niños #Infancia