Ni un solo niño, ni un solo joven, que sea víctima de acoso en las aulas va a quedarse sin atención”. Con estas contundentes palabras reflejaba Cristina Cifuentes su repulsa contra el acoso escolar en la reunión que ha tenido con los medios de comunicación, para mostrar la nueva iniciativa del #Gobierno regional contra el acoso escolar.

Todos nos sobrecogimos cuando nos enteramos del suicidio de otro menor por el insufrible bullying. En este caso fue un niño de tan solo 11 años, que se precipitó por la ventana de su casa al no poder soportar más el acoso escolar y dejar una nota en la que decía que no quería ir más al colegio.

Anuncios
Anuncios

Ya son demasiados casos en los que el sufrimiento se hace tan insoportable que la única “salida posible” que le queda al niño ante el acoso es las aulas, es suicidarse. Ya está bien de mirar para otro lado.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y el gobierno regional han aprobado un plan de choque que contiene diferentes medidas para erradicar el maltrato escolar: la primera medida será realizar un test anónimo a los menores para poder detectar posibles casos y así con un diagnóstico precoz, poner soluciones. También a los profesores, se les entregará una guía para que sepan detectar las conductas suicidas y se ponga remedio al problema.

Desde la Consejería de Educación de la Comunidad lo que se pretende con esta iniciativa es saber qué niños sufren acoso y quiénes son sus acosadores.

Anuncios

Una vez realizados los test, pasarán a manos de un equipo de psicólogos que serán los encargados de analizar las respuestas y detectar posibles casos de bullying. 

Este plan, que ha sido elaborado por la Universidad Complutense de Madrid, ha sido probado en diferentes regiones de Castilla y León y están teniendo buen resultado, según palabras de la propia Cifuentes. Tal y como ha dicho la presidenta autonómica, si el proyecto sigue teniendo los buenos resultados como hasta ahora, “el objetivo es extender la iniciativa a todos los centros de la Comunidad". La idea es que se doten a los centros de psicólogos, asesores, inspectores de educación e incluso policías, para que colaboren conjuntamente con los colegios y así la Unidad de Emergencia contra el Acoso Escolar, que es el nombre que se le ha dado a la iniciativa, puede velar por la seguridad en los centros.

Desde que comenzó su legislatura al mando de la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes ha estado muy ligada a los ciudadanos y ha intentado solucionar aquellos problemas que más atención requerían, en este caso, el acoso escolar es su principal objetivo ya que en las últimas semanas hemos conocido la noticia de varios menores que han puesto fin a su vida ya que no podían soportar más el bullying. Esperemos que el plan tenga éxito y podamos atajar el problema de raíz. #Política Madrid #Crónica Madrid