El año 2015 cierra su último trimestre con una subida de casi el 7% en el precio de pisos en Madrid. A pesar de este encarecimiento, sigue siendo un buen momento para comprar. La mayoría de las transacciones de compraventa se realizan entre pisos de segunda mano, lo cual demuestra un mayor interés por la reforma de pisos antiguos donde se pueda dar juego a la imaginación con nuevas técnicas de decoración y diseño.

Antes de que se produzca la transacción, comienza un periodo de búsqueda de inmuebles. En esta búsqueda destacan dos perfiles muy comunes. El primero de ellos es el inversor que se dedica a estudiar bien el mercado y a mostrar sus habilidades de negociación intentando conseguir el mejor precio posible.

Anuncios
Anuncios

Y, el segundo perfil, el particular que tiene unos ahorros y le apetece embarcarse en un piso con una mejor localización o independizarse. Este último, por lo general, no tiene tiempo para buscar ni visitar y, por tanto se precipita. A continuación, se presentan algunos consejos  útiles en este proceso: 

Recomendaciones en la búsqueda de un piso: 

  1. Elige la zona de búsqueda. Puedes establecer 1,2 ó 3 zonas de interés pero, lo mejor es que te vayas centrando en cada una de ellas de manera independiente para poder comparar mejor.
  2. Establece un presupuesto mínimo y máximo. Una horquilla que puede variar en función de tus posibilidades pero, teniendo en cuenta el precio máximo que estás dispuesto a pagar por el metro cuadrado de la zona que te guste.
  3. Infórmate de cómo está el mercado inmobiliario actual. Esto lo puedes hacer mediante criba online en varias páginas de Internet. De esta forma, empezarás a afinar tus criterios de búsqueda y podrás ver cuánto piden por las zonas elegidas.
  4. Empieza a llamar tanto a particulares como a inmobiliarias y, vete a ver todos los pisos que puedas.
  5. Una vez visto el primer piso, coge cuaderno y boli o una tabla de Excel y, apunta las características del piso más importantes: Precio, estado del edificio, planta, ascensor, luz natural, ventanas, zona, transporte público, supermercados etc.
  6. Si alguno de los que veas te ha gustado, no muestres demasiado interés al principio. Pregunta si puedes ver el piso de nuevo con otras personas para tener más opiniones y verlo una segunda vez. Es mejor no precipitarse ya que a veces ese interés excesivo puede hacer que tu piso te salga por 10.000€ más.
  7. Empieza a filtrar. Selecciona aquellos pisos que más te hayan gustado o en los que ves mejores posibilidades de reforma.
  8. En la segunda vuelta de visitas, llévate a tus padres, amigos, pareja o quien sea para que te acompañe e intenta sacar la máxima información posible sobre el piso: Cuánto tiempo lleva a la venta, hace cuando se ha pasado la ITE (Inspección Técnica de Edificios), derramas por pagar, ruido y, sobre todo por qué venden el piso.
  9. Con toda esta información podrás estudiar mucho mejor el valor real del piso y, hacer una oferta.
  10. Negocia tanto con el particular o la inmobiliaria. Considera esta etapa como un juego e intenta disfrutarlo porque si no acabarás pensando que siempre podrías haberlo comprado más barato. Para que eso no ocurra, es importante tener paciencia y no desanimarse.

Para complementar esta información, se pueden ver otros artículos sobre la recuperación de la compraventa de pisos o nuevos modelos de negocio para el sector inmobiliario.

Anuncios

#Crónica Madrid