Hace ya unos días que pasaron los 100 días de Manuela Carmena, un camino que no está siendo fácil y que por norma general ni está deslumbrando ni está siendo la catástrofe que muchos de sus oponentes pronosticaban. Al final en política es más complicado gobernar que ser oposición y esto "Ahora Madrid" está teniendo la oportunidad de comprobarlo. A continuación podrás conocer las 5 medidas más complejas que ha querido llevar el ayuntamiento y que se han chocado con la realidad.

1. Universitarios como barrenderos voluntarios

Esta medida es la última planteada, se quiere poner en marcha un servicio social universitario para que los jóvenes ayuden a barrer la ciudad.

Anuncios
Anuncios

Las protestas de multitud de barrios que han visto deteriorarse más sus calles parece haber impulsado esta idea que tenía en mente la alcaldesa, queriendo además que lleguen a convertirse en unos gestores de los acontecimientos juveniles como son estos grandes botellones que pese a todo siguen celebrándose. La medida parece bastante complicada de llevar a cabo y más práctico parece que sería contratar a más personal de servicio de limpieza y concienciar de verdad a los jóvenes para que utilicen las papeleras...

2. Cooperativas de madres para la limpieza de colegios

Esta ya tiene unos meses, se quería realizar una Cooperativa de madres (al principio no mentaba ni a los padres) para realizar la limpieza de los recintos escolares, algo realmente complicado y que tampoco gustó a las empresas de limpieza.

Anuncios

No sabemos más sobre el tema.

3. Cambiar 160 calles con nombres de la época de Franco.

Una multitud de calles y plazas en Madrid siguen teniendo nombres de la época de la dictadura, la modificación de estas nomenclaturas parecía, según Carlos Soto (Concejal de Economía) algo no muy costoso, valorándolo en unos 60.000 euros, el portavoz de Ciudadanos por poner un ejemplo dio más números y argumentó que costaría unos 6 millones de euros. No queda esto ahí, muchos vecinos y comerciantes, no querían que el nombre de su calle cambiase, no por razones política sino de practicidad. 

4. Promoción del turismo de Madrid en las servilletas de papel.

Esta idea partió de la propia alcaldesa que incluso se planteaba contribuir al pago de las mismas llegando a unos acuerdos con los establecimientos. La pregunta que uno se hace es ¿para que hacer esto y que utilidad práctica tiene? no se ha vuelto a hablar del tema.

5. Un banco municipal de imposible financiación

Este era uno de los proyectos estrella pero también se ha visto noqueado por la realidad. El informe de los técnicos de hacienda no dejó lugar a dudas de la imposibilidad de su realización, se necesitaban del orden de entre 10.000 y 20.000 millones de euros cuando el presupuesto municipal es de 4388 millones de euros. #Política Madrid