La alcaldesa de Madrid ha pasado los 100 días de mandato. Empezó todo con una ilusión desbordada a la vez que Esperanza Aguirre se volvía loca queriendo impedir como fuese que gobernase Carmena, parecía que cualquier pacto valía para que la catástrofe pudiera ser evitada.

Estamos en septiembre de 2015 y parece que la ciudad sigue en su sitio, en el día a día parece que nada ha cambiado, aunque la sensibilidad y ciertos cambios en la manera de actuar son visibles. Muchas polémicas han aparecido pero en lo que de verdad importa parece que todo sigue su curso, algunos temas incluso se agradecen, como es el freno a los proyectos megalómanos sin que se haga el debido estudio (caso de la operación Chamartín o Campamento) o sin desmanes del patrimonio de la ciudad como el que quería realizar el grupo Wanda en el edificio España.

Anuncios
Anuncios

Al decir que en realidad todo parece haber cambiado poco, podríamos referirnos al tema de la limpieza, donde uno puede pasearse por multitud de barrios, incluidos los más populares y ver como siguen estando sucios como estaban cuando gobernaba Ana Botella. Carmena lo admite y quiere solucionarlo pero parece que va más lenta la solución de lo que a ella le gustaría.

Un dato positivo para Carmena es la falta de rival que tiene en la actualidad en la alcaldía, Esperanza Aguirre parece vagar como un alma sin pena mientras Carmona ha sido casi apartado mediáticamente de la corriente victoriosa del PSOE. Podríamos decir que Carmena ha llegado al poder en el estado más bajo de contendientes en el ayuntamiento de Madrid.

El dato negativo sería la poca experiencia y problemático desarrollo del grupo municipal que parece rodear a la alcaldesa que en más de una ocasión le ha dado más quebraderos de cabeza que ayudas a su labor.

Anuncios

Ella es la cabeza visible de un grupo municipal de una media de edad muy joven y que en su mayoría proviene de sectores que estaban más acostumbrados a la crítica que al gobierno.

A pesar de esto, como decíamos al principio sigue habiendo lugar para que la alcaldía de Carmena siga desarrollando su política municipal, tengamos paciencia, es lo mínimo que se puede pedir. #Política Madrid