Manuela Carmena llegó a la alcaldía con toda la ilusión e insistiendo en que ella no era de Podemos pese a su múltiples sintonías con la formación de Pablo Iglesias. Han pasado las semanas y parece que su postura se mantiene e incluso podríamos decir que se ha reforzado.

Su legislatura no va a ser ni mucho menos fácil, se sabe mirada con lupa por la oposición como cualquier alcalde y más de una ciudad como Madrid con tanta importancia a todos los niveles. Sucesos como los de los mensajes de twitter del concejal Zapata o elecciones que han suscitado controversia respecto a la elección de sus concejales han comfirmado que tendrá que hilar muy fino.

Anuncios
Anuncios

La política del miedo y la desacreditación están a la orden del día, pero se puede ver que Madrid sigue en su sitio y nada se ha venido abajo, por el momento incluso los vecinos de la capital han visto como su alcaldesa es vista favorablemente por el colectivo de Gays y Lesbianas que ha apoyado con fuerza la marcha del "Orgullo" así como se empiezan a ver los primeros movimientos de racionalización del gasto municipal.

Tanto en la campaña electoral como en sus primeros días de mandato pudimos ver el alarmismo interesado y voraz acerca de los planes urbanísticos que en muchos casos parecían estar ya atados bajo el mandato de Ana Botella. La llegada de Carmena acabaría con todos estos proyectos significando pérdida de inversiones en la capital y sobre todo de puestos de trabajos para construir megaproyectos como la "Operación Chamartín" o la "Operación Campamento".

Anuncios

Las semanas han pasado y estamos asistiendo a una manera de hacer basada en el diálogo y en la voluntad de conocer realmente que aportarán de positivo a la ciudad. Lo más fácil sería decir a todo que sí, pero esto no haría más que volver a incidir en los errores del pasado. Curioso es ver que los patriotas de banderita son los que menos han dudado en promover la venta a los empresarios chinos del edificio España o de la tan nombrada "Operación Campamento". Hay que aplaudir a Manuela Carmena por algo tan sencillo como no ir a lo fácil y más aún por preservar su independencia, tan difícil en los tiempos que corren. #Política Madrid