Las tensiones entre Manuela Carmena y Esperanza Aguirre parece que se van relajando. La campaña electoral fue a "cara de perro" pero aún lo fue más la semana después de las elecciones, en las que Aguirre pareció no encajar demasiado bien la pérdida del consistorio madrileño a manos de la izquierda. Días de acusaciones y de una llamada a Ciudadanos y PSOE para intentar llegar a un pacto "Anti-Carmena".

El talante dialogante de Carmena fue aguantando una campaña electoral dura, que incluyó hasta acusaciones sobre su marido o llegando incluso a menospreciar la dura oposición de juez. Todo esto junto a la actitud de Aguirre fueron minando las ganas de reunirse por parte de una Carmena que se cansó de poner "la otra mejilla".

Anuncios
Anuncios

 Al final, el tiempo parece que ha ido suavizando las cosas y aprovechando el cuarto centenario en una actividad cultural de la Plaza Mayor, hablaron de tener una cita para hablar de todos los temas pendientes entre ambas. Al final parece que más que una reunión formal, será una cita informal en Cibeles para quedar a comer entre ambas. El menú según la propia Carmena será bien sencillo, una ensalada.

 Está por ver si esta cita sirve para relajar el ambiente entre ambas políticas que ha sido uno de los más enrarecidos en los últimos tiempos de la política española. Las alusiones a políticas de Ana Botella, incluso celebrando alguna medida tomada, sentaron bastante mal a una Aguirre que todo el mundo sabe que no es que tenga demasiada devoción por la anterior alcaldesa y mujer del ex presidente José María Aznar.

Madrid necesita un consistorio fuerte y una oposición que se encargue de hacer su trabajo sin estar constantemente presionando y cuestionando el poder que ostenta.

Anuncios

Esta actitud democrática es la que le faltó a una Aguirre que no estuvo a la altura ni en una campaña electoral errática (que ella misma ha admitido) ni en los días posteriores donde sus cambios de opinión llegaron a ser incluso motivo de guasa en las redes sociales y mentideros políticos. ¿Servirá esta reunión para limar asperezas?  #Política Madrid