La Comunidad de Madrid es condenada a pagar 76,4 millones a la #Universidad Politécnica, de acuerdo a una reciente sentencia del Tribunal Supremo, órgano jurisdiccional constituyente del poder civil, penal, contencioso-administrativo y social. De la citada cantidad, 36,4 millones de euros responden a la ejecución del Plan de Financiación de las Universidades Públicas 2006-2010. Y los otros 40 millones de euros corresponden a los gastos ya justificados por la Politécnica del Plan de Inversiones en las universidades públicas 2007-2011.

Se trata de la quinta condena del Tribunal Supremo contra la gestión de las Universidades Públicas en la Comunidad de Madrid.

Anuncios
Anuncios

En el año 2013 ya obligó a la Comunidad Madrid a abonar a la Universidad Complutense unos 36 millones de euros. Al igual que ella, el Tribunal Supremo ha fallado en favor de la Universidad Autónoma de Madrid (50,9 millones) y de la Universidad Rey Juan Carlos (34 millones). Y todavía tienen pendiente los pagos a las universidades de Carlos III y de Alcalá.

En esta ocasión la Comunidad de Madrid deberá hacer frente a un pago de 76,4 millones, que será abonado a la Universidad Politécnica (UPM), tal y como ordena el Tribunal Supremo "por el incumplimiento de los planes de financiación e inversiones de las universidades públicas".

La sentencia condena además a abonar los intereses de las cantidades mencionadas, aunque sin llegar a conceder la cantidad reclamada por la Politécnica, unos 90 millones de euros.

Anuncios

Así parece quedar resuelto el recurso impuesto por la Universidad Politécnica contra una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid el 17 de junio de 2013, el cual le concedía el derecho a recibir 14,3 millones de euros, 75,7 menos de los reclamados.

El Supremo quiso recordar también en su sentencia el dictamen de los cinco fallos anteriores que están estrechamente vinculados al mismo tema, otras tantas universidades con las que el Gobierno de Madrid incumplió los compromisos de financiación e inversión acordados en diciembre de 2006. #Cultura Madrid #Política Madrid