Las redes sociales cada vez están más presentes en nuestras vidas, estos últimos años se está viviendo la explosión de facebook o twitter que ayudan a comunicarnos o a expresar lo que sentimos, una ventaja que puede convertirse en inconvenientes, máxime sinos queremos dedicar a la política.

Cada pocas semanas solemos ver "meteduras de pata", algunos se convirtieron en clásicos como Toni Cantó o Elena Valenciano, ambos por unas razones o por otras han desaparecido de la política o al menos de la primera línea. Twitter es la red social que suele ser la más culpable. Es más sensible a que expresemos lo que se nos pase por la cabeza y cuando tienes un cargo público hay que medir lo que se dice y como se dice.

Anuncios
Anuncios

El caso de Zapata ha vuelto a reavivar el tema y quizás va a servir para que los cargos públicos vigilen no solo lo que escriben sino lo que escribieron en el pasado. ¿Es justo que se busque lo que redactó una persona hace unos años? en el juego político casi todo vale, desde luego que la mayoría de los seres humanos a lo largo de nuestra vida solemos tener alguna salida de tono o cambios de pensamiento o ideología. 

Todos estaremos de acuerdo en que en el caso concreto de Zapata cometió un error poniendo unos chistes de dudoso gusto, en el fondo si supiésemos el sentido del humor o los pensamientos de todos nuestros políticos pocos pasarían el examen. Lo cierto es que impera la doble moral y casi parece más importante y peligroso para la sociedad poner un chiste malo en twitter cuando no te conocía nadie que robar dinero a espuertas.

Visto lo visto, quien quiera en un futuro ser político, más vale que tenga máximo cuidado o que cuando lo decida y tenga dudas borre sus cuentas personales, no sea que comentarios fallidos o totalmente reprobables (sean de su cosecha o ajena), le hagan ser sometido a juicio por la sociedad costándole un cargo o su vida política.

Anuncios

En breve veremos academias para aprender a usar las redes sociales, al ritmo que vamos será obligatorio si quiere uno correr riesgos... #Podemos