Madrid todavía está de resaca tras una noche electoral que después de más de dos décadas tiene muchísimas posibilidades de dejar de ser coto del Partido Popular. La capital parece que quiere volver a retomar el carácter innovador en lo cultural que tuvo a finales de los 70 y principios de los 80 que tuvo nombres propios, entre ellos aquel entrañable "Enrique Tierno Galván" que tanto lamentó la ciudad su fallecimiento.

La capital de España del siglo XXI es bien distinta a aquel Madrid, sigue lamiéndose las heridas de una crisis que ha tenido como resultado un sufrimiento considerable para sus ciudadanos, la cual se ha cebado en los más débiles, las clases bajas y medias.

Anuncios
Anuncios

El ayuntamiento en estos últimos años estuvo gobernado por Doña Ana Botella, que se ha marchado con más pena que gloria y que será recordada sobre todo por su discurso en aquel nuevo intento de un Madrid Olímpico que volvió a ser fallido.

Si el previsible pacto de la izquierda se lleva acabo parece que la lucha contra los desahucios y desalojos de las primeras viviendas serán un hecho, algo que ha sufrido la población y ante lo que el gobierno municipal ha reaccionado tarde y mal. La privatización y externalización parece que tendrá los días contados, algo que iba creciendo cada vez más y que hacía de la subcontratación una forma de explotación del trabajador. ¿Será esto compatible con que el servicio siga siendo de calidad? no tendría porque no serlo...

Gratuidad del suministro de agua y luz básico para todo aquel que no pueda pagarlo, esta medida todavía no tenemos claro como se podrá llevar a cabo y que condiciones tendrán que tener los hogares que disfruten de esta condición.

Anuncios

Unos mínimos para cada vivienda desde luego que es deseable y ético. Dar garantía a todos los madrileños de que tendrán cobertura sanitaria con independencia de la situación administrativa que tengan, medida que veremos como se aplica y en la que muchos ciudadanos están de acuerdo.

 Se pondrá en marcha un programa de inserción laboral a los jóvenes y parados de larga duración, una de las medidas estrella y que por descontado estamos deseosos de que se presente y empiece a andar, colectivos como los jóvenes que no encuentran salida o los mayores de 40 años lo necesitan. 

Este será el principio de las actuaciones para los primeros 100 días ¿se cumplirán? si se cumplen desde luego que el aplauso a la señora Carmena y a su equipo será bien merecido.  #Podemos #Cultura Madrid