Es difícil olvidar la canción de los "Refrescos", "Vaya, vaya aquí no hay playa..." y no le faltaba razón, aunque ironizando sobre el tema exponía los otros beneficios que tiene vivir en la capital del país, pese a no poder competir contra ciudades con playa o puerto.

A pesar de las muchas bondades que tiene Madrid, siempre hemos visto hablar de los deseos de crear una playa en la capital, desde luego que el humilde río Manzanares no da para la creación al menos de una playa fluvial como tiene la cercana Valladolid con el Pisuerga.

Wet Madrid ha aprovechado este deseo y ha luchado por un proyecto que para 2016 será una realidad.

Anuncios
Anuncios

En esta playa los madrileños que lo deseen podrán incluso surfear, cómo no, irán aparejado con sus respectivos chiringuitos y restaurantes. Además habrá una escuela para aprender esta práctica.

Las dimensiones del complejo son de 100.000 metros cuadrados, donde habrá una espectacular playa de 20.000 m2, a los que se sumarán espacios verdes y de ocio y deporte. Las instalaciones serán usadas también para competiciones deportivas oficiales que hasta hace bien poco eran impensables en una ciudad de interior y sin un gran río como es Madrid. Todo esto seguro que atrae a Madrid un tipo de turista que gusta de las olas de la costa y que podría combinarlo con las atracciones turísticas que tiene ya de por sí la Villa y Corte.

La situación del complejo estará cercano a la estación de metro y de bus de Campo de las Naciones y a la parada de bus de Tomás Redondo.

Anuncios

Los accesos vía carretera serán fáciles al estar lindando con la M-40. Las cifrás serán de 48.000 m2 de laguna y de 20.000 m2 de playa. Zonas verdes y de esparcimiento de 25.000 m2, con una zona de bares y restaurantes de 1000 m2.

El espacio al parecer se denominará "Aloha Madrid" y tendrá diversas zonas para el aprendizaje de surf desde los principiantes (habrá escuela de aprendizaje) hasta niveles más expertos. Una nueva opción de ocio se abre en la capital, ¿tendrá éxito? Desde luego, la apuesta es fuerte.