Desde joven, cuando más chico se es, las aspiraciones en la vida y las ilusiones son enormes, ilusión y ganas de poder llegar a ser gente importante, obtener el trabajo de tus sueños y ganarte la vida haciendo lo que más te gusta, por ejemplo: Ser bomberos y salvar vidas de la gente, toreros o futbolistas como los más grandes de esta profesión.

Cierto es que son aspiraciones muy grandes, sueños que quizás no se cumplan, pero que si se luchan y se pelean, al final se consiguen, son sueños y la vida es eso, soñar y pelear por conseguir lo que se quiere y se ansia, pelear con todas las fuerzas y no parar hasta conseguirlo.

Anuncios
Anuncios

Los más grandes jugadores tienen que estar siempre en los mejores clubes del mundo, cuando un chico joven llega a jugar en la cantera de un equipo modesto, siempre sueña con llegar a los mejores equipos del mundo, el camino no es fácil, pero repito que quien lucha con todas las ganas al final lo consigue.

A estas edades los chicos ya se exponen al panorama nacional del #Fútbol, se dejan ver para los ojeadores de los equipos grandes; y no tan grandes ya que muchos clubes plantean un plan modesto que requiere en la contratación de jóvenes talentos para sus canteras, estos chicos que empiezan jugando en el equipo de su pueblo, muchos terminan cambiando de club. Para los equipos que hacen estas incorporaciones el coste es cero y dan la oportunidad a los chicos de formarse en un ambiente de fútbol, crecen y estudian con su pasión, se inculcan el deporte desde chicos.

Anuncios

Un buen ejemplo es el jugador del Real Madrid Isco, empezó jugando en la cantera del Valencia, con tan solo 14 años firmó por el Mestalla y allí creció y se formó como futbolista y como persona, destacaba y era el mejor jugador de su equipo y con el paso de los años se fue demostrando su valía y llamaba la atención de los ojeadores que se quedaban alucinados al verle.

El salto a la primera plantilla de un equipo llegó en 2011, firmó con el equipo de su tierra, el Málaga que vio en el, un jugador total y capaz de crecer aún más y llegar a todas las metas que se propusiese. En el equipo andaluz creció a pasos agigantados, el cuerpo técnico le concedió el privilegio de ser titular en el primer equipo y siendo muy joven, solo tenía 19 años. Lo hizo debutar Manuel Pellegrini y a partir de ahí su progresión creció a pasas agigantados hasta llegar al mejor equipo en el que se puede estar, el #Real Madrid.

El equipo merengue lo fichó en 2013 y este año con Carlo Ancelotti está siendo el jugador revelación, el jugador estrella del panorama internacional. De esta manera Isco ha completado el sueño de muchos chicos que empezaron como el y que en un futuro se ven en la situación del malagueño, sin duda, los sueños se pueden hacer realidad.