#Francia se encuentra ante un posible caso de asesino en serie. Todo comenzó con la desaparición de Maëlys el pasado mes de agosto. La niña de nueve años, asistía a una boda en compañía de sus padres en el pueblo de Pont de Beauvoisin. Hacia las tres de la madrugada la niña jugaba en el parking de la sala de fiestas en la cual se desarrollaba la boda y nadie más la vio.

Misteriosa desaparición

La desaparición de #Niños y adolescentes se ha convertido en un drama del cotidiano en casi todos los países, el abuso de menores es una moneda demasiado corriente en la sociedad actual.

En aquella sala de fiestas la desesperación se instaló rápidamente, la policía tuvo a un sospechoso en la persona de Nordahl Lelandais un ex militar.

Hombre violento e involucrado en el mundo de las drogas.

Los inspectores encargados de la investigación se han encontrado con un personaje frio y dueño de un gran control. En los interrogatorios a los que ha sido sometido siempre tiene una respuesta pronta y precisa, además de esconderse tras un muro de silencio. Se proclama inocente aunque muchos indicios apuntan a que tiene que ver con la desaparición de la niña.

Su teléfono móvil estuvo apagado durante un tiempo alrededor de la hora en que Maëlys desapareció. La madre de la pequeña encontró muy extraño el comportamiento de este hombre durante la velada, dijo que estuvo conversando con la niña todo el tiempo y sin embargo no se conocían. Otros detalles lo señalan como el autor de la desaparición pero Lelandais se ha acogido a su derecho a no declarar. Cuatro meses han pasado, semanas enteras en las que los padres de la niña han esperado el milagro, que el ex militar diga en qué lugar se encuentra Maëlys.

Un nuevo capítulo se abre

Otra desaparición que no ha sido resuelta sale a relucir, la del joven de 24 años Arthur Noyer, un soldado del que no se sabe nada desde abril de este año. Una antigua novia del sospechoso asegura que los dos hombres frecuentaban la misma discoteca en Chambéry, lugar en el que se perdió el rastro de Noyer después de abandonar el local de madrugada. La policia afirma que una cámara de seguridad captó la imagen del auto de Lelandais en la zona de la discoteca. Arthur Noyer fué visto por última vez a eso de las cuatro de la madrugada mientras hacía auto stop.

Un cráneo fue hallado hace unos meses en las afuera de la ciudad pero no le dieron el debido interés, ahora fue analizado y corresponde al ADN de Noyer, el soldado desaparecido, por lo que el principal sospechoso en el misterioso caso de la niña Maelys lo es también en el de la muerte del chico de 24 años.

Los familiares de aquellos que han desaparecido en la región y de los cuales no se tienen noticias, piden a las autoridades que investiguen si Nordahl Lelandais tiene alguna relación en tales hechos. Mientras, el implicado guarda silencio ante el desespero de la familia de la pequeña Maëlys #Sucesos