Anuncios
Anuncios

La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, anunció ayer que el gobierno británico ha decidido aumentar la alerta antiterrorista [VIDEO] en el país, de severa a inminente, el máximo nivel en la escala. Según May, tras evaluar la situación, la policía y servicios secretos no descartan otro posible ataque, motivo por el que se ha incrementado la alerta.

May condenó en un comunicado televisivo, el #Atentado producido el pasado viernes en la estación de metro de Parsons Green en el que 29 personas resultaron heridas. Además, la primera ministra también se refirió al #terrorista calificándolo de cobarde. La policía cree que tiene identificado al autor del ataque gracias a las cámaras de seguridad repartidas a lo largo de la línea y la estación del suburbano, aunque todavía no ha sido detenido.

Anuncios

En un principio los investigadores pensaron que el terrorista se encontraba entre uno de los heridos que fueron trasladados al hospital, aunque la principal hipótesis ahora es que la detonación fue provocada con un sistema de control remoto.

Más policías en la calle

El incremento del nivel de amenaza a inminente se traducirá en un mayor número de polícias [VIDEO]y soldados armados en las calles, según afirmó May. Los soldados ocuparán también puestos en los que anteriormente estaban los oficiales de policía con el fin de aumentar la seguridad. También serán protegidos espacios claves de la ciudad en los que no se permitirá el acceso al público.

"La población verá más policía armada en las redes de transporte público y en las calles", explicó May, quien aseguró que esta medida permitirá a los ciudadanos tener más seguridad y protección mientras la investigación por la bomba de #londres avanza.

Anuncios

El Daesh reivindicó el atentado

El grupo terrorista Daesh [VIDEO]reivindicó el atentado producido ayer en la estación de metro de Londres de Parsons Green. Se trata del quinto ataque terrorista que ha sufrido el Reino Unido este año, aunque es el primero que no ha dejado víctimas mortales y de entre los 29 heridos ninguno de ellos es de gravedad ni se teme por su vida.

La primera ministra afirmó que el objetivo del terrorista era causar daños mucho mayores, puesto que iba a atentar en una de las horas más concurridas del metro, en la que además suele haber numerosos escolares.

La investigación está siendo liderada por el Mando Antiterrorista de la Policía, en colaboración con el Servicio de Inteligencia del Ministerio de Interior, el MI5.