Donald trump ha despedido este lunes a Anthony #Scaramucci, director de Comunicación del gobierno, tan solo diez días después de coger las riendas del cargo. Esto ha ocurrido unas horas después de que John Kelly fuera nombrado por el presidente como nuevo jefe de Gabinete.

En un comunicado, la secretaria de prensa Sarah Huckabee ha anunciado que Scaramucci dejará su cargo como director de Comunicación de la Casa Blanca. En él, se explica que #Trump ha considerado la opción de darle al nuevo jefe de Gabinete, John Kelly, la disposición de construir su propio equipo. También se ha informado que ahora mismo no tiene ningún otro papel en el gobierno y que aún no se sabe si en un futuro pertenecerá a otro cargo.

Anuncios
Anuncios

La llegada de Scaramucci al gobierno estadounidense tuvo lugar el pasado 21 de julio, unos meses despues de que su antecesor dejara el cargo. Uno de los que se opusieron al nuevo integrante de la Casa Blanca fue Sean Spicer, que el mismo día del nombramiento renunció a su puesto. Esta incorporación también contó con la oposición del anterior jefe de Gabinete Reince Priebus, lo que lo llevó a ser sustituido por Kelly. Este último ha obtenido gran autoridad dada por Trump sobre todo el personal de la Casa Blanca y todas las informaciones han explicado que el despido de Scaramucci ha sido su decisión.

Su indecisión política

Anthony Scaramucci, graduado por la Universidad de Harvard creó SkyBridge Capital en 2005, una firma global de inversión alternativa, pero este mismo año lo puso a la venta para optar a la administración de la Casa Blanca.

Anuncios

Aunque en sus planes estaba el de pertenecer al partido de Trump, ésta no fue su primera elección. Anterior a la campaña presidencial de 2012, Scaramucci expresó mediante tweets -que ahora aparecen eliminados- su apoyo a Hillary Clinton.

Antes de ser uno más en la campaña de Trump, éste atacó al actual presidente severamente tachándolo de anti-Americano. Cuando Trump lo contrató, Scaramucci procedió a eliminar la mayoría de sus publicaciones en Twitter donde constaba su anterior opción política y donde ofendía al presidente.

Durante su corta estancia, uno de sus momentos más controvertidos vino dado por sus comentarios durante una entrevista a un periodista neoyorquino en la que acusaba a Priebus de ser un "esquizofrénico paranoico" que debía dimitir. Dicha entrevista provocó la consternación de Kelly que dijo que había sido un momento muy embarazoso para Donald Trump. #CasaBlanca