Ayer, en Rotterdam, Países Bajos, la policía canceló un concierto de la banda californiana Allah-Las después de recibir un alarma por parte de la policía española de una posible amenaza terrorista. Poco después, gracias al perímetro de seguridad formado por los agentes alrededor del lugar donde debería haberse llevado a cabo el concierto, la policía detuvo una furgoneta con matrícula española que contenía varias bombonas de gas: el conductor, de nacionalidad española, fue detenido para ser interrogado. De momento no está claro si hay vínculos con el terrorismo y qué utilidad tenían las bombonas que estaba llevando.

La noticia de la cancelación del concierto que debería haber tenido lugar en un antiguo silo reconstituido llamado Maassilo, fue emitida por el alcalde de Rotterdam, Ahmed Aboutaleb, en una rueda de prensa organizada anoche.

Anuncios
Anuncios

Aboutaleb dijo que el aviso del posible ataque había sido enviado por la policía española, pero no dio ninguna otra información y no dijo si había vínculos con la investigación de los ataques en Cataluña la semana pasada [VIDEO]. A causa de su nombre, el grupo Allah-Las recibe a menudo amenazas de extremistas islámicos, pero la policía de Rotterdam dijo que había tomado muy en serio la alarma que recibió ayer y le pidió al director de Maassilo que cancelara el concierto poco antes de que empezara.

Después de que el concierto fuera cancelado, los miembros de Allah-Las fueron escoltados a un lugar seguro por la policía de Rotterdam y fue establecido un perímetro de seguridad alrededor de Maassilo. En ese punto fue detenida la furgoneta con una matrícula española con bombonas de gas a bordo.

Anuncios

Por ahora, no parece que la furgoneta haya sido señalada por la policía española y es más probable que los agentes holandeses lo hayan detenido por precaución y que hayan arrestado al conductor tras encontrar las bombonas (en un #Atentado en París el pasado mes de junio, un coche con bombonas de gas a bordo se estrelló contra los oficiales de policía y se piensa que incluso los responsables del atentado de Barcelona habían planeado hacer algo parecido).

La furgoneta ha sido inspeccionada por los artificieros del ejército y el conductor ha sido interrogado por la policía. De momento, no hay más información sobre lo sucedido. Anoche, Aboutaleb dijo que todavía era necesario determinar si había un vínculo directo entre la furgoneta y la amenaza a Maassilo. #"Terrorismo"