Día tras día, es notoria la existencia de una gravísima crisis en #Venezuela. No se trata sólo de una crisis económica, social o política, muchos ya hablan de una verdadera crisis humanitaria.

Sin embargo, no todos lo ven así. La presidenta de la polémica y recién instalada Asamblea Nacional Constituyente (ANC), la excanciller de ese país, Delcy Rodríguez, negó que los venezolanos estén pasando hambre.

"En Venezuela no hay hambre. En Venezuela hay voluntad", insistió al pronunciar un discurso durante el acto de instalación de la ANC. A su juicio, en el país suramericano "no hay crisis humanitaria (...) Lo que hay es una crisis de una derecha fascista tratando de destruir a un pueblo libre".

Anuncios
Anuncios

Discurso repetido

No es la primera vez que Rodríguez niega la gravedad de la situación de Venezuela. Cuando se desempeñó como canciller del Gobierno de Nicolás Maduro, llegó a hablar de "anaqueles llenos" en un país con una notoria escasez de productos básicos.

Durante una reunión del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) en mayo de 2016, la ahora Presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente acusó a las corporaciones mediáticas de manipular el tema del desabastecimiento en supermercados: "Más de 300 medios vendían que Venezuela no tenía qué comer y que los supermercados estaban vacíos (...) Solamente los medios alternativos lograron desmentir esta infamia y mostraron las imágenes de los anaqueles llenos".

En esa misma intervención, Delcy Rodríguez dijo que su país había importado "alimentos para alimentar a tres países del tamaño del nuestro".

Anuncios

Sus afirmaciones causaron indignación entre los venezolanos, quienes la llamaron "mentirosa" y "descarada". En esa ocasión, también instaron a la ex Ministra de Relaciones Exteriores a ir a los supermercados venezolanos para que se diera cuenta de la realidad del país.

Desconectada de la realidad

El hecho de que Delcy Rodríguez hable con tanta ligereza de Venezuela e ignore la crisis que padece el pueblo, tampoco es de extrañar. Aunque critica al capitalismo, es común verla comiendo en restaurantes caros de Estados Unidos, luciendo bolsos de marca o de compras por zonas exclusivas de Europa.

De hecho, hace algunos meses fue captada junto a su hermano, el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, en una de las exclusivas tiendas de ropa íntima Intimissimi que hay en Italia.

También causó indignación cuando a su llegada a Argentina, a finales de 2016, Delcy Rodríguez llevaba un costoso bolso de piel Epi, Estilo Neverfull, de la firma francesa Louis Vuitton. La dirigente chavista también ha sido pillada vistiendo unos zapatos Valentino que pueden llegar a costar alrededor de $1000. #Constituyente #DelcyRodríguez