Anuncios
Anuncios

El #aborto ha sido desde el Golpe de Estado un tema casposo en #chile. En 1974 (un año después del ascenso del dictador Augusto Pinochet y la junta militar al poder), el entonces colaborador en asuntos jurídicos y políticos del régimen Jaime Guzmán, trató de introducir una prohibición constitucional contra el aborto.

Según Guzmán, ideólogo de la actual extrema derecha chilena, la madre "debía tener al hijo aunque este salga anormal, aunque no lo haya deseado, aunque sea producto de una #Violación o, aunque de tenerlo, derive en su muerte". Los demás redactores de la Constitución de 1980 no aceptaron la moción de Guzmán, pero establecieron que "la ley protege la vida del que está por nacer", por lo cual la interrupción del embarazo quedó prohibida y amparada constitucionalmente en el país latinoamericano desde entonces.

Anuncios

La despenalización de dicha ley es la que mañana será votada en el Senado chileno bajo tres causales, presentada por la presidenta Michelle Bachelet con carácter de "suma ugencia". El aborto terapéutico en casos de riesgo de vida de la madre, violación e inviabilidad del feto son el triángulo de la discordia que mañana deberá decidir el parlamento y que ha causado una fuerte polémica en el país entre simpatizantes y detractores.

El proyecto ingresó al Congreso a principios del año 2015 y fue aprobado por la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados en agosto del mismo año. Un mes después fue aprobada por la misma comisión la causal de violación para interrupción del embarazo, El proyecto de ley fue aprobada por el plenario de la Cámara en marzo de 2016 para pasar a la decisión final del Senado, que ya ha comenzado con la discusión parlamentaria y que mañana a las 3 de la tarde (hora local) deberá ser finalmente decidido.

Anuncios

La Comisión de Salud del Senado aprobó el proyecto el pasado mes de septiembre por tres votos a favor y dos en contra. Entre los votos a favor fue determinante el de la Senadora demócrata cristiana Carolina Goic, hoy presidenta de dicha colectividad y actual candidata de su partido a las próximas elecciones presidenciales del 19 de noviembre.

La Cámara Alta ha fijado para este lunes la sesión especial para continuar con la discusión de la emblemática iniciativa, donde los senadores Ignacio Walker, la misma Carolina Goic (DC) y Carlos Bianchi (DRP) mantienen el suspenso sobre la aprobación de la tercera causal del proyecto referida a violación. En tanto, los senadores pertenecientes a la derecha y centro derecha, en bloque, se han manifestado en contra de la aprobación de la nueva ley de despenalización. El país se mantiene en suspenso.

Actualmente, además de Chile, son solo 7 países en el mundo que aún penalizan el aborto: Ciudad del Vaticano, El Salvador, Nicaragua, Malta, Honduras, República Dominicana y Sudán del Sur.