Hace unos días se dio un acontecimiento muy importante para el colectivo LGTB y su lucha por hacer que la homosexualidad llegue a ser algo normal en la sociedad, ya que se celebraba una de las primera #boda gay, en el Reino Unido, en la que uno de los novios era musulmán. #Jahed Choudhury, de 24 años, y Sean Rogan, de 19, celebraban su unión el 22 de junio.

Jahed, uno de los novios

Las cosas para Jahed no se presentaron fáciles en su vida ya que desde siempre él supo que era gay, hecho por el que su mezquita le dio la espalda y su familia se comportó muy duramente con él. Desde ese momento se sintió como ''la oveja negra'', estaba excluido en su propia familia.

Anuncios
Anuncios

En el colegio no se le hacían las cosas más fáciles. Le llamaban cerdo, su familia le llamaba "haram" (que significa pecado y está considerado como un insulto bastante fuerte en su idioma), le tiraban cubos de basura encima y alegaban que su homosexualidad solo sería una fase más de su vida. Llegó incluso a medicarse por la depresión que estaba sufriendo. Era tal la presión que sufría que se planteó que su homosexualidad se podía curar, y peregrinó a Arabia Saudí y Bangladesh. Después de peregrinar tuvo novia, llegó a ser muy creyente, pero aún así nada cambió. Para él todo este proceso estaba siendo un calvario.

Jahed pensó en suicidarse

Llegó un momento en el que no pudo aguantar más y pensó en suicidarse. Estaba llorando en la calle fue entonces cuando conoció a el que ahora es su esposo, que fue quien le consoló y le quitó la idea de suicidarse.

Anuncios

''Estaba llorando en un banco y Sean se acercó y me preguntó si estaba bien. Me dio la esperanza en uno de mis puntos más bajos y él se mantuvo a mi lado todo el camino'', decía Jahed.

Desde entonces quisieron darse una oportunidad y comenzaron una relación, se mudaron juntos y el año pasado fue el mismo Jahed quien le pidió matrimonio. La ceremonia se llevó a cabo en la oficina de registro de Walsall, en West Midlands. Pese que fue una ceremonia llevada a cabo por lo civil, los novios llevaron los trajes típicos musulmanes. Por la familia de parte de Sean no hubo problemas, acudieron a la ceremonia y aceptaban a su hijo de esa forma, pero no sucedió así para Jahed y su familia, ya que aseguran que su hijo está sufriendo una enfermedad y que se puede curar.

''Quiero decir a todas las personas que están pasando por lo mismo que está bien. Vamos a mostrar al mundo entero que puedes ser gay y musulmán'', afirmó Jahed. #musulmanes